TwoNav Cross

TEST & REVIEW I 1 año con...

TWONAV CROSS

APUESTA POR LA AUTONOMÍA

DURANTE LOS ÚLTIMOS 12 MESES HEMOS SALIDO DE EXCURSIÓN EN BICICLETA Y A PIE CON EL GPS MÁS PEQUEÑO, LIGERO Y POLIVALENTE DE TWONAV. FIEL A SU ESPÍRITU AVENTURERO, EL CROSS CUENTA CON UNA PANTALLA AMPLIA E HIPERDEFINIDA PARA VER CON CLARIDAD MAPAS DE TODO TIPO, UN CHIP DE ALTA PRECISIÓN Y UNA SUPERBATERÍA QUE DUPLICA LA AUTONOMÍA DE SU ANTECESOR.

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa

¿Cuántas veces al buscar rutas en Wikiloc hemos topado con una excursión interesante pero cuyo track queda cortado antes de llegar al final porque "la batería no aguantó"? Por razones obvias –de seguridad, principalmente–, para nosotros, la autonomía es una de las tres características imprescindibles que condicionan la elección de un GPS. Más allá del peso o el tamaño, las otras dos son la total impermeabilidad del sistema y la posibilidad de cargar mapas de todo tipo –topográficos, vectoriales, ortofotos, etc.– para poder observarlos –incluso superponerlos– en una pantalla lo suficientemente grande y nítida. Sólo así tendremos un GPS adecuado para orientarnos, navegar, explorar e improvisar sobre el terreno en excursiones de larga duración.

UNA LARGA TRAYECTORIA

En los últimos doce años hemos empleado, si no todos, casi todos los GPS que TwoNav ha sacado a la venta. Desde la primera versión del ya mítico Aventura que llevamos a la Titan Desert 2010 y usamos en nuestro viaje Mulhacén - Toubkal, hemos sido testigos directos de una gran evolución en la que el desarrollo y las mejoras han sido constantes.

En esta review de larga duración analizamos las prestaciones del TwoNav Cross, que nos ha parecido un GPS excelente al que no hemos encontrado ningún pero. Durante este tiempo además hemos podido revisar a fondo el sistema de soporte de manillar QuickLock de serie, el QuickLock elevado y también el adaptador QuickLock para mochila.

EL CROSS AÚNA LAS TRES PROPIEDADES CLAVE DE UN GPS DE TRAVESÍA: AUTONOMÍA DE 20 HORAS, TRACKS PRECISOS Y POSIBILIDAD DE PONER EL MAPA QUE QUIERAS.

PRIMERAS IMPRESIONES

Más allá de la estética, los colores y el diseño del frontal, que es muy minimalista, cuando tienes el TwoNav Cross en las manos por primera vez, la sensación que da es de solidez.

Mide 11 cm de largo, 6 cm de ancho y 2 cm de alto (el enganche, situado en el centro de la parte trasera, sobresale 3 mm más) y pesa 174 gramos.

Al cogerlo, se siente compacto a la vez que manejable, y tiene muy buen grip, algo que también es muy importante.

Al sopesarlo junto a otros modelos anteriores se nota una cierta diferencia que queda confirmada en la balanza. El TwoNav Horizon, por ejemplo, era 44 gramos más ligero. Ello se debe a la batería de 3.300 mAh del Cross –casi el doble de capacidad que la del Horizon, que era de 1700 mAh–, lo que permite duplicar la autonomía.

BATERÍA Y MEMORIA INTERNAS

Un detalle a tener en cuenta es que la batería del Cross no es extraíble. Si tienes un GPS con una autonomía limitada, la única solución es que admita ir cambiando de batería a medida que se van gastanto. Esto es algo que hemos hecho durante años con otros GPS. El problema es que al abrir y cerrar el compartimento de la batería con mucha frecuencia, el sello de estanqueidad, con el paso del tiempo, se puede deteriorar.

Con el Cross, TwoNav ha preferido aumentar la capacidad de la batería, alargando la autonomía hasta las 20 horas, y fabricar un dispositivo completamente cerrado. El resultado es un GPS con un grado de protección frente al polvo y el agua IP67.

Con el mismo fin de minimizar los puntos débiles que puedan comprometer la impermeabilidad del sistema, el Cross tampoco cuenta con ranura de tarjeta microSD. Como contrapartida, tiene una memoria interna de 32 GB, espacio más que suficiente para cargar muchos, muchísimos mapas.

CON EL CROSS, TWONAV HA PREFERIDO AUMENTAR LA CAPACIDAD DE LA BATERÍA Y FABRICAR UN GPS COMPLETAMENTE CERRADO.

BOTONES

El TwoNav Cross tiene seis botones: dos físicos en cada uno de los laterales –integrados en una banda de color azul de material más blando y antideslizante con mucho grip– y dos táctiles en el frontal. Todos ellos son configurables, de modo que sus funciones se pueden personalizar. Esto resulta muy útil si somos zurdos o nos gusta tener los botones de zoom in y zoom out también en el frontal, por ejemplo.

USB-C

Otro detalle que no pasa desapercibido respecto a los TwoNav anteriores es el puerto de recarga, la única ranura que encontraremos en el GPS. En el Horizon y el Trail era micro USB, pero el Cross tiene conexión USB-C, con la clara ventaja del perfil simétrico reversible. La tapa también ha mejorado: es fácil retirarla y volverla a poner, e imposible perderla, pues queda siempre unida al GPS.

PANTALLA

Antes de salir al exterior, al ponerlo en marcha comprobamos que la pantalla es especialmente nítida y luminosa. Sus dimensiones reales son 41 x 69 mm, algo menores de lo que pueda parecer al ver el GPS apagado. Esto se debe a que el diseño plano del frontal crea una cierta ilusión de 'pantalla hasta el borde' que desaparece cuando la pantalla se enciende.

Aunque no es tan grande como la del TwoNav Trail, que tiene una pantalla de 56 x 75 mm, sí es más grande que la del Horizon –38 x 64 mm–, por lo que se puede ver una buena porción de mapa.

Por otra parte, el sistema de retroiluminación se puede configurar en modo automático para que el propio GPS, mediante un sensor de luz ambiental, decida si hay que subir o bajar el brillo de la pantalla en cada momento. De esta manera, se ahorra energía cuando no la necesitas pero garantiza buena visión de la pantalla en todas las condiciones.

Esto se consigue también gracias al sistema Optical Bonding, que imposibilita la creación de bolsas de aire o condensación entre la pantalla táctil y el LCD, de manera que los rayos de luz exterior se reflejan sin afectar a la nitidez de la pantalla.

EL SISTEMA DE RETROILUMINACIÓN INTELIGENTE UTILIZA UN SENSOR DE LUZ AMBIENTAL PARA SUBIR Y BAJAR EL BRILLO DE LA PANTALLA DE FORMA AUTOMÁTICA.

AMOR POR LOS MAPAS

Antes de continuar, debemos confesar que lo que más nos atrajo desde el primer día de TwoNav es que sus GPS permiten navegar con el mapa que quieras. Es un auténtico lujo poder tener en pantalla un mapa topográfico de las editoriales Alpina, Piolet o Monteditorial, el Instituto Geográfico Nacional –incluso ortofotografías– o, si se prefiere, de la plataforma OpenStreetMap, entre muchos otros.

De esta manera, además de situarte en el mapa con total precisión, puedes ver en pantalla dónde estás en todo momento, estudiar el entorno, saber hacia dónde te llevará un determinado sendero o comprobar si hay algún pueblo o carretera cerca, algo especialmente útil en caso de emergencia o cambio de planes por razones meteorológicas, problemas mecánicos, lesión, etc. Para quien ha crecido como excursionista con mapas de escala 1:25.000, esto es un auténtico regalo. Y para quien no, también, pues nos ayudará muchísimo a aprender a leer mapas, algo más que necesario si nos gusta ser autónomos en la montaña.

SOBRE EL TERRENO

Dicho esto, ya podemos sacar el Cross al exterior. Lo primero que nos sorprendió es la velocidad con la que trabaja. Desde el modo de apagado, fija la posición en menos de un minuto.

La pantalla táctil funciona perfectamente, aunque para moverse por el mapa siempre es más fácil con el joystick –este modelo no tiene–, especialmente durante el invierno, pues con determinados guantes cuesta más manejarla. Aunque es un poco más pequeña que la del Trail, tras un breve período de adaptación nos ha convencido.

Respecto a la retroiluminación, estamos acostumbrados a fijar el brillo en un porcentaje bajo para que la batería dure lo máximo. Sin embargo, con el Cross le hemos dado una oportunidad al sistema automático, que regula el brillo en función de las condiciones de cada momento y el resultado es óptimo. La visión es perfecta en todas condiciones, incluso cuando el sol de mediodía cae de pleno.

En cuanto a los botones, aunque soy diestro, en bicicleta suelo usar la mano derecha para manipular el GPS mientras piloto con la izquierda, de manera que en el Cross los botones de zoom me quedan al otro lado. Esto se arregla fácilmente, pues el sistema permite configurar las funciones de todos los botones. Yo he optado por dedicar los botones táctiles a esta función, pues el + y el - que aparecen en el interior del mapa son demasiado pequeños para mis dedos.

HASTA 20 HORAS SIN PARAR

Acerca de la autonomía, nuestras primeras salidas con el Cross no eran muy largas, pero comprobamos que tras 5 horas de marcha apenas habíamos consumido el 20% de la batería.

Evidentemente, el gasto depende de si miramos más o menos la pantalla, de la configuración de ahorro de energía, de si llevamos activados los sistemas See-Me, las alarmas de sonido, etc.

Más adelante hemos hecho travesías de dos y tres días sin opción para recargar y el Cross ha demostrado que llega perfectamente a las 20 horas.

CALIDAD DEL TRACK GRABADO

Una de nuestras obsesiones es que los tracks que grabamos para compartirlos en la web, los libros o en nuestro canal de Wikiloc sean fieles a la ruta. No nos gusta que registren puntos aberrantes, se desvíen del itinerario correcto o den errores de lectura, ya sea en el plano horizontal o en el vertical. Esto no siempre es sencillo, ya que la tecnología GPS también sufre algunas alteraciones en la recepción de la señal, especialmente en terrenos encañonados, bosques muy tupidos, campos magnéticos como los de las líneas de alta tensión, etc.

Una de las ventajas del TwoNav Cross es que puede utilizar los tres sistemas de navegación satelital en funcionamiento en la actualidad: GPS –creado por EEUU–, Glonass –de origen ruso, queda por ver si continúa operativo próximamente– y Galileo –el más moderno, desarrollado por Europa exclusivamente para uso civil–. De esta manera, tenemos más posibilidades de que la señal llegue correctamente, pues al poder conectarse con cualquiera de las tres redes de satélites, aumenta la cobertura.

Según los expertos en la materia, esto no hace que el GPS sea más preciso –ello depende exclusivamente del chip–, pero por lo que hemos podido comprobar nosotros, en los tracks grabados con el TwoNav Cross la fidelidad es más que remarcable. Eso sí, si queremos precisión máxima es muy importante que configuremos la grabación del track por tiempo –no por metros– y le pongamos la cifra mínima: 1 segundo. Si no necesitamos tanta precisión en el track obtenido, podemos configurarlo para que grabe un punto cada 3 o 5 segundos, o cada 10 metros, de manera que el consumo energético se reducirá y la batería aún durará más.

CONECTIVIDAD

El Cross viene equipado con todos los sistemas de conectividad imaginables: Ant+, Bluetooth, Wi-Fi... Entre otras cosas, esto significa que podemos ver en la pantalla del GPS los avisos de mensajes, llamadas, etc. que nos hagan al móvil. También permite cargar tracks directamente desde el smartphone, subir las rutas automáticamente a nuestra Nube GO, etc. Aunque nosotros solemos cargar y descargar la información de las rutas desde y hasta el ordenador mediante el cable USB, alguna vez hemos tenido que improvisar y hacerlo desde el smartphone. Aunque no es difícil, sí requiere dar varios pasos.

De entrada, lo más recomendable es conectar el GPS a una red Wi-Fi para comprobar si es necesario actualizar el software del GPS (él mismo nos avisará si es preciso). Lo siguiente es descargarse la App TwoNav Link, que es gratuita. Luego hay que emparejar el smartphone con el GPS. Hecho esto, elegimos una ruta en la plataforma que sea –Wikiloc, por ejemplo–, la descargamos en máxima calidad posible (el formato GPX en calidad "original" es el más preciso; aunque pesa más, no es un problema para el Cross).

Después, desde la App TowNav Link, entramos en la sección Rutas y clickamos en el + para agregar rutas. Se abre una lista, buscamos el track que acabamos de descargar y hacemos click sobre él. Automáticamente empieza a subirse a nuestra Nube GO. A los pocos segundos, una ventana nos pide que actualicemos la lista de rutas. Ahí aparecerá el track en cuestión.

El siguiente y último trámite es transferirlo al TwoNav. Para ello tiene que estar en marcha y emparejado con el smartphone, en el que hay que activar el Bluetooth. Aunque por escrito parece largo, en realidad, una vez instalada la app y elegida y descargada la ruta, el proceso apenas requiere un par de minutos.

SEE-ME = SEGURIDAD A DISTANCIA

El hardware del Cross y el software de TwoNav ofrecen posibilidades prácticamente infinitas. Tantas, que algunas no hemos llegado a utilizarlas hasta la fecha. El modo de entrenamiento TrackAttack, por ejemplo, permite comparar ritmos en tiempo real respecto a salidas anteriores sin necesidad de conectarse a Strava.

El cálculo de rutas con navegación on road y estimación de hora de llegada tampoco lo hemos usado, pero es otra función a tener en cuenta si preferimos que el GPS escoja la ruta. Sólo hay que activar un mapa con opciones de enrutado como los OpenStreetMap que vienen de serie dentro del GPS.

Por último, hay que destacar el sistema de localización y seguridad See-Me, que permite que hasta 20 contactos puedan conocer en directo tu posición, velocidad, pulsaciones, recorrido realizado, etc. Este servicio está incluido en el pack de TwoNav durante tres años. Después tiene un coste de 29 euros/año–. Además, permite enviar un mensaje de socorro –un SMS y un e-mail con tu posición exacta– a dos contactos elegidos previamente.

TENER UNA CARTOGRAFÍA DE GRAN ESCALA EN LA PANTALLA DEL GPS NOS AYUDARÁ A ORIENTARNOS, Y TAMBIÉN A APRENDER A LEER MAPAS.

ANÁLISIS & CONCLUSIONES

· La definición y nitidez de la pantalla del TwoNav Cross son extraordinarias. Funciona al 100% bajo toda clase de condiciones lumínicas.

· Las 20 horas de autonomía dan muchísima tranquilidad y justifican plenamente los 40 gramos extra respecto a modelos anteriores. Si necesitamos más duración, la solución más simple es recargar con un powerbank, pero conviene hacer pruebas en casa porque no todos los cargadores son compatibles.

· El puerto de carga USB-C y el tapón protector imperdible son mejoras también muy significativas respecto a modelos anteriores.

· Cuando utilizas un TwoNav por primera vez, los menús y configuraciones pueden resultar un poco laberínticos. Una vez te acostumbras y familiarizas con las operaciones básicas –que son las realmente importantes–, resulta muy intuitivo.

· Aunque carece de tope de anclaje y seguro, y las gomas que lo sustentan tienen una vida limitada, el soporte de manillar QuickLock de serie es fiable incluso en trialeras. Sin embargo, hay que tener cuidado si accidentalmente, durante una parada, nos apoyamos en el GPS y queda un poco girado, pues con el traqueteo puede liberarse y caer. Lo decimos por experiencia.

· El TwoNav Cross es muy indicado para quien hace excursiones y travesías largas, ya sea en bicicleta o a pie, y le gusta tener siempre un buen mapa en la pantalla. Si prefieres los GPS con botones en el frontal y no te importa cargar 63 gramos más, el TwoNav Trail 2 Bike tiene la pantalla aún más grande.

FICHA
Marca: TwoNav.
Modelo: Cross.
Color: Negro, con banda azul alrededor.
Peso: 174 gramos.
Lugar de fabricación: España.
PVP recomendado: 299 euros.
Más información: www.twonav.com

SOPORTE QUICKLOCK DE MANILLAR

Aunque el enganche de serie del Cross funciona correctamente incluso en zonas trialeras, en según qué manillares es preferible montar uno de los soportes QuickLock que se fijan con dos tornillos. De esta manera, nos olvidaremos de las gomas, que cubren bien su función, se montan y desmontan en un santiamén y se adaptan fácilmente a diversas medidas, pero tienen una vida limitada que debemos controlar para evitar disgustos.

TwoNav dispone de varios modelos de soportes QuickLock con tornillos, todos ellos fabricados en España. Nosotros hemos probado el que eleva y centra el GPS sobre el manillar.

El que avanza y centra el GPS dejándolo al mismo nivel queda más integrado y es más aerodinámico. Seguramente resulta más indicado para ciclismo de carretera, pero si tenemos que montar una bolsa de bikepacking delante del manillar podrían entrar en conflicto. En cualquier caso, siempre hay que tener en cuenta que cada bici, cada manillar y cada potencia tendrán unos huecos determinados que permitirán una u otra configuración.

En el manillar Jones H-Bar Loop de mi Surly Ogre, el QuickLock elevado va de perlas porque la bolsa de manillar queda colgada por debajo. También es cierto que este manillar ofrece muchos espacios posibles para colocar el GPS con el enganche de origen, además de en la propia potencia, que es lo que queda más cerca de nuestros ojos cuando pedaleamos.

El QuickLock elevado pesa 30 gramos –20 gramos más que el QuickLock de origen– y tiene un precio de 39 euros. Lo hay para manillares de 31,8 mm y 35 mm de diámetro. Es compatible con los modelos TwoNav Cross, Trail 2 Bike, Trail Bike, Horizon Bike, Velo, Velo Mountain y Velo Road.

SOPORTE QUICKLOCK DE MOCHILA

Para las excursiones a pie, TwoNav ha creado un exclusivo soporte QuickLock para colocar el GPS en una de las hombreras de la mochila. Este accesorio nos ha parecido especialmente práctico si queremos tener el GPS siempre a mano y a la vista, en un espacio que no moleste durante la marcha y que quede bien sujeto.

El QuickLock de mochila se engancha a la hombrera mediante dos cintas de velcro. Lo ideal es hacerlo justo encima del enganche de la cinta pectoral, que hará de tope para que no se baje. A su vez, el GPS se coloca en una placa QuickLock que tiene velcro por la otra cara y que queda unida al soporte por un cordón de seguridad, por si se desengancha de forma accidental.

Antes de empezar, comprobamos que el velcro de la placa QuickLock es potente. Se engancha a la primera y fácilmente, pero hay que hacer bastante fuerza para soltarlo. 

Una vez en marcha, constatamos que es importante colocar el soporte a la altura adecuada. Ni muy alto, ni muy bajo, para que no moleste en los movimientos propios de la caminata. En la práctica, la falta de costumbre hace que al principio lo veas por el rabillo del ojo, pero al cabo de un rato ya ni te acuerdas de que lo llevas.

Cuando sí hay que acordarse de dónde está el GPS es cuando nos quitamos la mochila y la apoyamos en el suelo para sacar cualquier cosa. Con el peso del GPS, la hombrera tiende a girar sobre sí misma y si toca el suelo, el GPS podría golpearse y dañarse.

Después de utilizar este soporte durante varias excursiones y ascensiones, creemos que es especialmente indicado para fast hiking por terreno fácil en el que no haya que trepar, pasar por canales estrechas, etc. Para trail running no lo hemos probado –¡¡¡malditas lesiones!!!–, pero creemos que podría moverse demasiado. En cualquier caso, si lo que hacemos es senderismo o montañismo y no nos importa tener el GPS un poco más guardado, lo ideal es utilizar una funda que proteja completamente el GPS, que se pueda colocar tanto en el cinturón o en la hombrera de la mochila.

El soporte QuickLock de mochila es compatible con los modelos TwoNav Cross, Trail 2 Bike, Trail Bike, Horizon Bike, Velo, Velo Mountain y Velo Road. Su precio es de 34 euros.

Tu apoyo es importante 🙂
Participa con un comentario, comparte en tus redes sociales o invítanos a un café. Muchas gracias!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.