Surly Straggler

Surly Straggler in Armenia.

TEST & REVIEW I 20.000 km con...

SURLY STRAGGLER

POLIVALENCIA EXPLORADORA

LLEGÓ A NUESTRAS VIDAS HACE CUATRO AÑOS, CUANDO BUSCÁBAMOS UNA BICICLETA DE CARRETERA CON LA QUE RODAR A PLACER POR LOS ASFALTOS MÁS AJADOS Y QUE NO SE AMEDRENTASE AL TOMAR ATAJOS POR PISTAS O CAMINOS. TRAS MÚLTIPLES VIAJES Y TRAVESÍAS, LA SURLY STRAGGLER SE HA GANADO, POR MÉRITOS PROPIOS, LA MEDALLA DE ORO DE LA "EXPLORADORA POLIVALENTE".

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa

Su cuadro de acero y una geometría ambigua le confieren un aire de bicicleta clásica, pero los frenos de disco de 160 mm y un montaje a la carta manifiestamente eclecticista y funcional han descolocado a más de uno. "¿Tu bici es antigua pero te la has customizado?", me preguntan. Y es que la Surly Straggler no pasa precisamente desapercibida, al menos donde yo la suelo utilizar, que es en todas partes, pues es la bicicleta más versátil que he tenido nunca y la que me ha llevado a más lugares desde que la tengo.

LA COMPAÑERA PERFECTA

Tras montar un juego de platos más pequeños de lo habitual –un sencillo Deore 38-24, para subir por cualquier muro, por muy lastrado que vayas– y un buje dinamo Son 28 para recargar el GPS y el teléfono durante los viajes, creo haber encontrado la compañera perfecta en excursiones de un día, entrenamientos o viajes. También la uso para ir a la compra y carrear leña con la ayuda de un remolque BOB Trailer.

Con ella he disfrutado en toda clase de terrenos y circunstancias tan dispares como la Orbea Cadí Challenge, dos transpirenaicas –una de ellas con tramos de caminos–, una aventura bikepacker de un mes por Armenia con más del 50% del recorrido off-road e incluso campo través...

LA SURLY STRAGGLER HA SIDO CONCEBIDA COMO "LA BICI PARA TODO" O LA BICI DE LOS SUEÑOS DE QUIEN FANTASEA CON LA IDEA DE POSEER UNA ÚNICA BICICLETA, SI ES QUE ESO ES POSIBLE.

Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Backroads in Armenia
Surly Straggler
Surly Straggler

PRIMERAS IMPRESIONES

√ CUADRO Y HORQUILLA DE ACERO

Empezaremos este repaso a la Surly Straggler con una rápida descripción del cuadro, que junto con la horquilla conforma la esencia de una bicicleta que ha sido concebida como "bici para todo" o la bici de los sueños de quien fantasea con la idea de poseer una única bicicleta, si es que eso es posible.

El cuadro de la Surly Straggler está hecho a partir de tubos de acero, concretamente de una aleación de cromomolibdeno 4130, unidos mediante una limpia soldadura TIG. Los tubos del triángulo principal son "double butted", es decir, el espesor de sus paredes es menor en la parte central que en los extremos, donde los tubos se sueldan entre ellos, para ganar ligereza sin perder robustez.

La horquilla también es de Cromoly 4130 y los tubos de las vainas también son "doble conificados". Tanto el cuadro como la horquilla muestran unos acabados excelentes, el cableado es íntegramente externo y hay roscas para dos bidones.

√ UN MUNDO DE POSIBILIDADES...

Sobre el cuadro y la horquilla, hay que remarcar algunos detalles básicos –pero muy importantes– que hacen de la Surly Straggler una bicicleta especialmente versátil:

· Tanto en la horquilla como en las vainas del cuadro vienen integradas las roscas necesarias para instalar portaequipajes delantero y trasero y/o guardabarros.

· Como es habitual en las bicicletas Surly, el paso de rueda es generosamente espacioso. Para hacernos una idea, en el montaje de serie la Straggler trae las cubiertas Knard 700c de 41 mm –también se ofrece la opción de montar llantas 650B–, que nos parecieron ideales para ir por caminos y pistas de tierra, y queda espacio suficiente por si queremos montar guardabarros. Ahora mismo llevamos unas Schwalbe Marathon 700x32 –el equivalente a 28x1.25–, más indicadas para ir por asfalto o pistas en buen estado de forma eventual, y como se puede apreciar en las fotos de la galería el hueco libre es extraordinario.

· Otro detalle llamativo del cuadro se encuentra en las punteras traseras, que han sido diseñadas para poder acomodar transmisiones singlespeed o de marchas. Hay un pequeño tornillo que asegura la posición de la rueda en el lugar apropiado para un cambio de marchas más preciso, y otro que en teoría es para evitar que la rueda se desplace hacia delante cuando pedaleas con todas tus fuerzas –al salir de un semáforo con plato grande y piñón pequeño, por ejemplo–, aunque yo este tornillo no lo tengo instalado y jamás me ha ocurrido.

LA STRAGGLER PERMITE HACER TODA CLASE DE COMBINACIONES: PORTAEQUIPAJES TRASERO, DELANTERO, BIKEPACKING, SINGLESPEED, RUEDAS FINAS, RUEDAS GORDAS...

Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler

√ FRENOS DE DISCO

Los frenos de disco son la mayor y más evidente diferencia respecto a su prima Cross-Check, de la que la Straggler ha heredado gran parte de su código genético, aunque algunos ángulos sí fueron alterados ligeramente. Cabe señalar que a diferencia de otros modelos de Surly –como la Ogre, que permite montar tanto frenos de disco como frenos V– en el cuadro y la horquilla de la Straggler sólo hay anclajes para frenos de disco.

Otro detalle: en la rueda trasera hay una distancia entre punteras de 135 mm –el standard en mtb–, que es algo superior a la de la Surly Cross-Check. Así es compatible con el máximo de modelos de frenos de disco.

√ GEOMETRÍA SORPRENDENTE, ERGO COHERENTE

Analizar a fondo y, por ende, comparar geometrías puede desencadenar un buen galimatías. Para ello existen páginas como "geometrygeeks" y múltiples foros que pueden ayudar. O no.

La Surly Straggler se fabrica en tallas desde la 52 hasta la 62. La mía es una 58, que tiene el tubo horizontal de 595 mm, ángulo de dirección de 72º y de sillín de 72'5º, y vainas traseras de 430 mm.

Desde mi percepción, lo que destaca de la Straggler respecto a otras bicicletas de serie que podrían aparentar un espíritu similar es una ligera menor distancia entre ejes y vainas también algo más cortas para la misma talla. Sin embargo, lo más sorprendente de la Straggler es que la distancia del tubo de sillín es comparativamente más corta que la del tubo superior, lo que sitúa el manillar un poco más lejos de lo habitual y obliga a montar una potencia más corta que en otras bicis si le pones manillar de carretera.

La forma del cuadro resultante es singular, pues el tubo horizontal carece de inclinación –de hecho, se intuye un ligero sloping invertido muy noventero–, lo que hace que el tubo de dirección sobresalga varios centímetros por encima del tubo superior.

√ EL QUID DE LA CUESTIÓN

Honestamente, creo que la particular geometría de la Straggler está más allá de mi nivel. Y aquí de lo que se trata es de estar ahí fuera pedaleando, no aquí sentado disertando. Lo que sí tengo claro es que de nada sirve comparar los ángulos y medidas de la Straggler con bicis puras de ciclocross, de carretera o de gravel. Básicamente porque la Straggler ni es una bicicleta de ciclocross, ni de gravel, ni de carretera, ni todo lo contrario. Es, literalmente, una "rezagada" nata que no te ayudará a ir destacado en ninguna carrera, pero sí que te enseñará a disfrutar del ciclismo en cualquiera de sus vertientes durante horas, días, semanas, meses y años.

DE NADA SIRVE COMPARAR ÁNGULOS Y MEDIDAS CON BICIS DE CICLOCROSS, CARRETERA O GRAVEL PURAS. LA STRAGGLER ES UNA BICI PENSADA PARA DISFRUTAR DEL CICLISMO EN CUALQUIERA DE SUS MODALIDADES.

Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler
Surly Straggler

√ CUESTIONES DE PESO

El peso del cuadro de la Straggler en talla 54 es de 2.270 gramos. La horquilla, sin cortar, suma otros 1.050 gramos. En total, el binomio cuadro + horquilla rondará los 3,2 kg. Al ver este dato, más de uno o una pensará que la Straggler no es su futura bici. Es comprensible. Pero tratándose de una bicicleta de acero fabricada en serie, la balanza no está diciendo ninguna insensatez.

He de reconocer que sólo he pesado mi Straggler una vez, el día que nos presentaron en Espai Bici, que es el distribuidor oficial de Surly en España. Recién estrenada, antes de montar la dinamo Son 28 y con los Knard 41 de serie –más ligeros que los Schwalbe–, rondaba los 11,5 kg.  Soy consciente de que la mayoría de hardtails 29er de aluminio de gama media obtendrían la misma calificación sobre la balanza. Pero no es lo mismo Al que CrMo. No tratéis de montar portabultos y alforjas en esas bicis sin notar cambios en su comportamiento. Lo digo por experiencia. Ni queráis pasar horas y horas encima de ellas traqueteando por carreteras perdidas. Ahí es donde notarás las prestaciones del acero.

√ PARA GUSTOS… COLORES

En cuanto al color... Yo elegí el desenfadado y alegre "glitter dreams" –con purpurina incluida– que me teletransporta al glamuroso universo de Saturday Fever Night o The Adventures of Priscilla, Queen of the desert. Este color tuvo sus declarados detractores. Les recordaba a los estuches de lápices del Little Purple Poney que nunca pudieron tener. En cualquier caso, ya no está disponible. En 2019, la Straggler se ofrece en "gloss black" –básicamente negro– o "salmon candy red", una especie de rojo asalmonado muy potente.

Al margen de la estética, lo realmente importante: después de cuatro años de uso inmisericorde, traslados, vuelos y largos trayectos en oscuras bodegas de autobús, la pintura se mantiene en perfecto estado, brillante e incorrupta como el primer día.

SU TERRENO IDEAL SON LAS CARRETERAS PERDIDAS Y LAS PISTAS DE TIERRA. SU GEOMETRÍA, ALTO NIVEL DE CONFORT Y COMPORTAMIENTO ESTABLE SE PUEDEN COMPLETAR CON UN MANILLAR DE GRAVEL PARA GANAR MÁS SEGURIDAD EN CAMINOS MÁS ROTOS.

Surly Straggler and Son 28
Surly Straggler
Surly Straggler and USB-Werk

SOBRE EL TERRENO

Para comprender a los creadores de esta bicicleta hay que pensar en ella como si cuadro y horquilla compusiesen un lienzo en blanco. O, puestos a recitar metáforas, como un bloque de granito que cada picapedrero cincelará a su gusto. La Straggler es un punto de partida que invita a que explores y decidas qué quieres hacer con ella.

√ Desde el primer momento, la Straggler muestra su naturaleza noble. Es una bicicleta realmente cómoda, estable pero al mismo tiempo ágil y fácil de llevar.

√ Tiene la rigidez necesaria para disfrutar de las subidas a ritmo y ofrece una buena arrancada, a la vez que se merienda las vibraciones del terreno sin decir ni pío.

√ Su nombre –Straggler: rezagada– revela la ironía que ilumina las mentes de la gente de Surly, que presume de crear "serious steel bikes for people who don't take themselves too seriously". Puede que la Straggler no sea una bicicleta con aspiraciones olímpicas. Ello no significa que sea lenta.

EL SISTEMA DE RECARGA DE GPS Y TELÉFONO MÓVIL MEDIANTE LA DINAMO SON 28 ES MUY PRÁCTICO, PERO AÚN LO SERÁ MÁS CUANDO INSTALE UN FOCO QUE SE ALIMENTE DE LA ENERGÍA QUE SE GENERA EN EL BUJE.

EN TIERRA...

CAMINOS: La Surly Straggler se desenvuelve con soltura en caminos. Eso no significa que pueda seguir la estela de una mountain bike, ni siquiera una hardtail de horquilla rígida, cuando el terreno se complica con piedras, raíces, agujeros… Pasaremos, por supuesto, pero con más cuidado y algo más lentos.

PISTAS: Donde la Straggler se siente en su salsa es en pistas de tierra o de grava bien pisadas, además de en asfaltos tortuosos. En este tipo de firme la Straggler se percibe más rápida y alegre que la Surly Ogre de horquilla rígida que uso por montaña. Aunque me imagino que las diferencias en el cronómetro son mínimas, la sensación es realmente placentera.

FENÓMENO 'GRAVEL'

Últimamente existe un creciente interés por las bicis de gravel. En este sentido, hemos recibido diversas consultas sobre la Straggler en concreto y sobre las bicis de gravel en general. En su mayoría son ciclistas de montaña –y carretera– que van poco por trialeras y que están pensando en adquirir una tercera bici para seguir disfrutando del asfalto sin cerrar la puerta a tomar atajos o dar rodeos por algunos caminos o pistas, evitando al mismo tiempo las carreteras con más tráfico. También hay ciclistas de carretera que sienten la llamada de la naturaleza y necesitan aventurarse más allá del pavimento.

Mi experiencia al respecto es la siguiente: una bici como la Straggler es perfecta para rodar por pistas o carreteras de tierra, que te parecerán de terciopelo, sobre todo con unos neumáticos de 41 mm como los Knard, pero cuando los caminos pierden tersura o están sembrados de piedras, la cosa cambia. Evidentemente, aquí también influirá el somatotipo del aspirante al título mundial de ciclista feliz. En mi caso, con 85 kg de entusiasmo sobre el sillín, nunca podré saber lo que siente un peso wélter en las mismas circunstancias.

En cualquier caso, si vas a ir mucho por caminos, creo que es recomendable montar un manillar más ancho, tipo gravel, que nos hará ganar estabilidad y confort en los sectores más arrugados.

EN ASFALTO...

La gran diferencia respecto a una hardtail de horquilla rígida la notaremos en carretera. Si tus rutas tienen porcentajes importantes de asfalto y los caminos por los que sueles rodar son benevolentes –o no tienes prisa–, la Straggler es tu bicicleta.

√ Un detalle muy importante a la hora de montar las ruedas en una bicicleta que puede servir tanto para carretera como para gravel: si no queremos tener dos juegos de ruedas, hay que elegir una llanta que admita cubiertas de todas las medidas que creamos que vayamos a usar y que soporten altas presiones de hinchado. Yo llevo unas llantas Ryde Pulse Comp Disc que aceptan cubiertas de 25 a 40 mm a un máximo de 8 bares. Margen más que suficiente.

AYUDA AL DESARROLLO

√ Otro aspecto vital para alcanzar el nirvana al montar una bici a la carta es elegir platos y piñones acordes con nuestras capacidades y el terreno por el que nos vamos a mover. No es lo mismo devorar cientos de kilómetros por las polvorientas carreteras de tierra de las llanuras del Delta de Arkansas que partir de viaje bikepacker por la hipermontañosa Armenia.

SIN COMPLEJOS Muchos propietarios de Straggler de ultramar montan platos enormes porque habitan un mundo vectorial de dos dimensiones. No es nuestro caso. Yo tuve que sustituir las bielas Shimano 105 de mi primer montaje por unas Deore de mountain bike porque me faltaba desarrollo en subidas. Ahora llevo dos platos de 24 y 38 dientes que en combinación con una piñonera 11-32 permite hacer de todo. En las contrarreloj no puedo seguir la estela de Induráin, pero tampoco es una prioridad.

EN LAS CONTRARRELOJ NO PUEDO SEGUIR LA ESTELA DE INDURÁIN, PERO TAMPOCO ES UNA PRIORIDAD EN MIS SALIDAS.

Surly Straggler in Armenia.

ANÁLISIS Y CONCLUSIONES

¿Qué es? La Surly Straggler es "la bici para todo" que no destaca especialmente en ninguna disciplina, pero que es capaz de todo. Un poco como los polifacéticos atletas del decatlón: fuertes, ágiles, completos, proporcionados y arrebatadoramente atractivos.
¿Para qué sirve? Es una bicicleta ideal para viajar con alforjas o bolsas de bikepacking por carreteras de tercer orden y no volver a quedarte nunca con las ganas de desviarte un rato por aquel tortuoso camino de tierra –o sendero fácil– que iba hasta unas pozas de agua de color turquesa…
¿A quién va dirigida? Cicloturistas sin pretensiones competitivas que buscan una bicicleta sin complejos.

Los obsesos del peso o del Strava dificilmente querrán una bicicleta como la Straggler. Seguramente preferirán una bici para cada momento del día.

Lo que más nos gustó... Su polivalencia, su durabilidad, su fiabilidad en toda clase de firmes.

La Straggler permite toda clase de combinaciones: portaequipajes delantero y trasero, sólo trasero, sólo delantero, bolsas de bikepacking, sin nada…

El triángulo principal del cuadro es amplio, ideal para colocar una framebag.

La Straggler puede ser una extraordinaria commuter, una "viajera del día a día". Sólo necesitas un sitio seguro para guardarla.

Los frenos de disco convencen incluso para ir por carretera. Dan mucha tranquilidad en bajadas con lluvia. Lo pude comprobar en el Tourmalet el pasado verano.

Lo que cambiaríamos... Un manillar más ancho, tipo gravel, podría ir bien para salidas o viajes en los que predominen los caminos de tierra. Puede que lo cambie próximamente.

Aunque no soy muy fan de los anything cage, me sorprendió que la horquilla no tuviese las roscas para instalarlos.

La Straggler es un ejemplo de fiabilidad y durabilidad fuera de dudas, excepto por un detalle: los adhesivos de la marca y modelo se despegan fácilmente. Es algo que parece hecho a propósito. De la gente de Surly uno se puede esperar cualquier cosa. No hay nada más grunge que tener una bici chula sin adhesivos de marca.

Elegir manetas de carretera para frenos de disco hace cuatro años no fue fácil. De Shimano sólo había un modelo dual para 11 velocidades y no era barato precisamente. Hoy hay más oferta y los precios son más razonables. Aunque funcionan estupendamente bien, las fundas cubremanetas se deformaron a los pocos meses.

En resumen... La Surly Straggler es una bicicleta morrocotudamente versátil, infatigable, confortable y a la vez divertida. Sólo hay que tener en cuenta que las ventajas de la polivalencia pueden chocar con los deseos aspiracionales de un mayor rendimiento en campos determinados concretos. O lo que es lo mismo: aunque es difícil ser bueno en todo, sí podemos disfrutar haciendo de todo.
si te ha gustado, compártelo :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *