Ortlieb Bikepacking Packs

Ortlieb Bikepacking

TEST & REVIEW I 1.000 km con...

Ortlieb Bikepacking Packs

WATERPROOF MADE IN GERMANY

CUANDO ORTLIEB PRESENTÓ SU PRIMERA BOLSA DE BIKEPACKING, HUBO QUIEN PENSÓ QUE LA MARCA ALEMANA, TODO UN REFERENTE EN LA FABRICACIÓN DE ALFORJAS, LO IBA A TENER DIFÍCIL PARA CAUTIVAR A LOS BIKEPACKERS QUE ANHELAN, SOBRE TODO, DIFERENCIARSE DEL CICLOTURISTA DE TODA LA VIDA. EN MUY POCO TIEMPO, LAS PRESTACIONES DE SUS PRODUCTOS HAN DEMOSTRADO QUE CICLOTURISTAS Y BIKEPACKERS, AL MARGEN DE ETIQUETAS Y ESTÉTICA, TIENEN MÁS NECESIDADES COMUNES DE LAS QUE ALGUNOS QUERÍAN CREER.

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa & Amelia Herrero Becker

Bikepacking es sinónimo de libertad, autonomía y ligereza. Después de viajar durante más de dos décadas con alforjas grandes, medianas y pequeñas, remolque BOB, mochila a la espalda o viceversa, nuestra entrada en el mundo de las bolsas que no requieren portaequipajes sólo supuso un reajuste a la hora de empacar. El minimalismo y la autosuficiencia marcaban el carácter de nuestras salidas desde hacía años. Las bolsas de bikepacking sólo representaron una manera más ergonómica, ligera y estable de cargar los bártulos durante el pedaleo.

LIGEROS, LEJOS... Y SECOS

Revisando viejos álbumes de fotos, uno comprende que para disfrutar de una excursión overnight en realidad hace falta muy poco. Sin embargo, con la edad se aprende que conviene que ese poco ofrezca las máximas garantías. Una de ellas es que cuando llegues al refugio o al punto elegido para vivaquear, tu saco de dormir y tu ropa de recambio sigan secos.

El sello 100% waterproof de las bolsas de bikepacking de Ortlieb es uno de los puntos fuertes de su catálogo y una de las razones de compra más inteligentes. En nuestro caso, habíamos ido de travesía con bolsas de otras marcas que protegían su contenido de lluvias ligeras, pero ante la duda siempre nos veíamos obligados a meter la ropa, a su vez, en bolsas estancas. Por este motivo, cuando Ortlieb presentó sus primeras bolsas de bikepacking en 2016, enseguida sentimos mucha curiosidad por probarlas.

La ocasión llegó el verano pasado, cuando recibimos un juego completo de test que hemos utilizado en diversas salidas de fin de semana en mountain bike y un viaje por carretera de 15 días por el Pirineo.

CON LA EDAD, UNO ADVIERTE QUE AVENTURA, MINIMALISMO Y LIGEREZA NO TIENEN PORQUÉ REÑIR CON LA TRANQUILIDAD DE SABER QUE TU ROPA Y TU SACO DE DORMIR ESTARÁN SECOS CUANDO LLEGUES AL REFUGIO O MONTES TU VIVAC.

Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking

UN LUGAR PARA CADA COSA...

La razón de ser de las bolsas de bikepacking se fundamenta en tres pilares: optimizar el espacio, minimizar el peso y respetar al máximo el comportamiento natural de la bicicleta. A menudo esto significa que nuestros enseres van a viajar embutidos dentro de bolsas que, a su vez, van fijadas al cuadro, al manillar y al sillín.

Se trata de bolsas pensadas hasta el más mínimo detalle que nos permiten rodar a placer y cargar con lo imprescindible –y algo más– para ir de aventura cicloturista. Eso sí, dada su naturaleza minimalista, obligan a ser ordenados con tal de sacarles todo el partido.

¿En qué sentido? Pues cada cual ha de encontrar su propio orden lógico, en función del tipo de actividad y el material que acarree. Por ejemplo: todo aquello que no vayamos a usar hasta la noche –saco de dormir, funda de vivac, ropa de noche– hay que meterlo en la bolsa de "cosas que no necesitaremos hasta la noche". Y en esa bolsa no hay que meter nada que creamos que podamos necesitar antes. Es momento, pues, de blandir aquella máxima de "un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar".

Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking

BOLSA DE SILLÍN: EL 'MUST' BIKEPACKER

De todas las bolsas de bikepacking, la de sillín es seguramente la más versátil y universal, pues se adapta a casi todas las bicicletas que tengan espacio suficiente entre el sillín y la parte superior de la rueda trasera. Ante la duda, en los catálogos y webs de los fabricantes se indica la distancia mínima necesaria para cada bolsa. Normalmente, sólo las bicis de talla muy pequeña no admiten bolsas grandes o medianas.

La de sillín es también una de las primeras bolsas de bikepacking que compramos, pues sólo con ella ya podemos solventar salidas cicloturistas de fin de semana si vamos a dormir en hoteles o albergues en los que no necesitaremos ni saco de dormir, ni funda de vivac, ni hornillo… En ella podemos guardar lo imprescindible para después de la etapa.

Además es un excelente opción para bicicletas de doble suspensión en las que no se pueden montar portaequipajes.

ORTLIEB SEAT-PACK M

√ La Seat-Pack M de Ortlieb tiene una capacidad de 11 litros y un peso de 325 gramos. No es la más ligera del mercado, pero ésta sí es 100% waterproof. Además tiene dos detalles que pueden marcar la diferencia: un refuerzo interno metálico que la hace más sólida en la parte que se apoya en la tija de sillín y una válvula para hacer el vacío mientras la cerramos.

√ Como en casi todas las bolsas de sillín de bikepacking, el montaje es realmente simple. Por un lado, un fuerte velcro la sujeta a la tija de sillín. Por el otro, dos correas se pasan por los raíles del sillín. Se cierran las correspondientes hebillas, se tensan y ¡en marcha!

TEST Y CONCLUSIONES
√ La impermeabilidad es un requisito muy importante en cualquier bolsa de bikepacking, pero en el caso de la bolsa de sillín aún lo es más, pues queda situada justo encima de la rueda, y ya sabemos qué ocurre cuando rodamos por terreno húmedo: la bolsa de sillín se convierte en guardabarros. Por lo tanto, que la bolsa sea "resistente al agua" puede no ser suficiente. La Seat-Pack M de Ortlieb ha demostrado ser estanca 100%.

√ Todas las bolsas de sillín de bikepacking se mueven ligeramente de un lado a otro, sobre todo cuando pedaleamos de pie. En el caso de la Seat-Pack M, cuya carga máxima recomendada es de 3 kg, este vaivén apenas se percibe y en ningún caso interfiere en la conducción de la bicicleta.

Gracias a su forma cónica que la hace más estrecha en la zona que queda bajo el sillín, tampoco roza con la cara interna de los muslos, cosa que sí nos ha ocurrido con bolsas de otras marcas.

√ Puede que la capacidad de la talla M parezca limitada, pero preferimos este modelo, más polivalente y adecuado para moverse por caminos y sendas que otro de mayor tamaño, más indicado para rutas por asfalto. Además, esta M se encuentra entre la M y la L de otras marcas.

√ La válvula de vaciado del aire funciona muy bien. Facilita enormemente el cerrado y compactado de la bolsa.

√ Aunque el acceso es relativamente rápido, conviene llenarla con cosas que no necesitaremos durante la marcha: saco de dormir, esterilla hinchable, abrigo para la noche...

LA BOLSA DE SILLÍN ES LA MÁS POPULAR. SE MONTA Y DESMONTA FÁCILMENTE, OCUPA POCO ESPACIO, TIENE UNA CAPACIDAD MUY PROVECHOSA Y SE ADAPTA AL 99% DE LAS BICICLETAS.

Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking

BOLSAS DE MANILLAR: SEGUNDO MANDAMIENTO

Una de las grandes ventajas de las bolsas de bikepacking es que se fijan a la bicicleta fácilmente con velcros, cintas y correas. A diferencia de las bolsas de sillín, que se adaptan a la mayoría de bicis, con las de manillar es más difícil acertar a la primera. Las manetas, cables, controles de bloqueo remoto de suspensiones y amortiguadores suelen estorbar al acomodar algunas bolsas, especialmente en bicicletas de montaña con manillares estrechos y potencias cortas.

El espacio de carga es un saco cilíndrico con aperturas en ambos extremos que se cierran con el mismo sistema que las bolsas estancas. Son las menos accesibles del conjunto. En ellas sólo hay que guardar lo que no necesitaremos hasta la noche.

ORTLIEB HANDLEBAR-PACK S

√ La Handlebar-Pack S de Ortlieb tiene una capacidad de 9 litros y un peso de 375 gramos. Elegimos esta talla porque preferimos llevar menos peso en la parte delantera de la bici, y porque sus 45 cm de largo la hacen compatible con el manillar de nuestra bici de carretera.

El montaje es el más complejo de todos y el que requiere más tiempo. Primero hay que colocar los dos brazaletes de velcro alrededor del manillar, con los respectivos grosores de espuma que evitan que la bolsa repose sobre cables o manetas. Luego se pasa otra cinta que mantendrá la bolsa fijada al tubo de dirección, que también se protege con un taco de espuma. Por último, se tensan las cinchas y se comprueba que el manillar gire correctamente y todos los mandos funcionen.

TEST Y CONCLUSIONES
√ Aunque llevar peso en el manillar a priori puede no parecer una idea de lo más brillante, si la bolsa va bien fijada y con las cinchas tensadas, la carga no se nota ni siquiera en terreno quebrado.

√ Como todas las bolsas de bikepacking Ortlieb, ha demostrado ser 100% waterproof.

√ Lo que más nos gusta de la Handlebar-Pack S de Ortlieb es que gracias a un sistema de almohadillas y grosores muy bien calculado que trae de serie se adapta perfectamente a los manillares de todas nuestras bicis, de montaña y carretera. De esta manera se emplaza justo debajo del manillar y la potencia, cosa que no nos pasaba con otras bolsas que habíamos probado antes.

√ La única pega es que cuando está colocada en un manillar de carretera cuesta bastante llenarla. En este caso es más práctico retirarla, empacar, cerrarla y volverla a instalar. En un manillar de gravel más abierto o en el de mountain bike, no es necesario.

GRACIAS A UN SISTEMA DE GROSORES QUE TRAE DE SERIE, LA HANDLEBAR-PACK S SE ADAPTA PERFECTAMENTE A MANILLARES DE MONTAÑA Y CARRETERA.

Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking

ORTLIEB ACCESSORY-PACK

√ La Accessory-Pack es una bolsa independiente 100% waterproof que se puede colocar sobre la Handlebar-Pack o directamente sobre el manillar de la bicicleta. Para fijarla a la bolsa principal de manillar se utilizan las hebillas de alumino y las cinchas de tensión de la misma, más una pequeña tira de velcro que la asegura por la parte inferior.

√ Mide 30 cm de ancho y 17 cm de alto. Tiene una capacidad de 3'5 litros y un peso de 204 gramos. Está pensada para guardar la cartera, un mapa, los guantes, un cortavientos, unas barritas, dispositivos electrónicos, etc. En definitiva, cosas que conviene tener a mano durante la ruta.

TEST Y CONCLUSIONES
√ La Accessory-Pack es ideal para ítems que queremos tener muy accesibles, protegidos y secos.

√ El cierre de hebilla de aluminio con tensor se abre con una sola mano, incluso con guantes. Para cerrarla, se requieren las dos manos.

√ También resulta muy práctica para el día a día, salidas cortas o commuting. Se acopla al manillar de cualquier bici fácilmente y con una cinta que viene de serie se convierte en riñonera.

√ La única pega que vemos es que en el manillar de carretera resta espacio a las manos en la barra horizontal.

√ Un apunte: las cintas de enganche al manillar podrían ser de quita y pon, para cuando la usamos ensamblada a la Handlebar-Pack o como riñonera.

LA ACCESSORY-PACK NO REQUIERE NINGÚN TIPO DE ACOPLE PARA FIJARSE EN EL MANILLAR Y CUANDO LLEGAS A TU DESTINO SE CONVIERTE EN RIÑONERA.

Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking
Ortlieb Bikepacking

BOLSAS DE CUADRO: LA DESPENSA PERFECTA

Una de las grandes ventajas de las bolsas de cuadro es que el peso va muy centrado en la bicicleta y la carga no se mueve en ningún sentido. Además, su contenido queda muy accesible. Es perfecta para guardar cosas compactas pero pesadas: la comida, por ejemplo.

A la hora de elegir modelo y talla, es vital medir bien la propia bicicleta y tener en cuenta el espacio que queda libre si pretendemos seguir usando portabidones. Evidentemente, este tipo de bolsas encajan con mayor facilidad en bicis de talla grande y cuadros de diseño clásico, aunque también hay modelos que se adaptan a algunos cuadros de doble suspensión.

La única pega de este tipo de bolsas es que al ir sujetas a los tubos del cuadro, el roce continuado puede desgastar la pintura, especialmente si hay barro de por medio. Para evitarlo hay unos vinilos adhesivos transparentes que se colocan en los puntos de fricción.

ORTLIEB FRAME-PACK TOPTUBE

√ La Frame-Pack Toptube mide 50 cm de largo, 13 cm de alto y 6 cm de ancho. Tiene una capacidad de 4 litros y un peso de sólo 170 gramos.

√ Su forma alargada la hace indicada para quienes desean poder llevar al mismo tiempo uno o dos bidones, siempre dependiendo del tamaño y forma del cuadro.

√ Como el resto de bolsas de bikepacking de Ortlieb, es 100% waterproof.

√ El montaje y desmontaje es realmente rápido y sencillo. Se ajusta en los tubos del cuadro mediante cinco cintas de velcro. Tres de ellas son reforzadas y van al tubo horizontal. Dos más sencillas abrazan el tubo vertical y de dirección, respectivamente.

TEST Y CONCLUSIONES
√ En las travesías que hemos realizado la Frame-Pack Toptube nos ha parecido realmente indicada para colocar bultos compactos que tienen un peso específico elevado. Es muy práctica para cargar alimentos –barritas y geles, embutidos, queso, frutos secos, etc.–. También es un buen sitio para meter las cámaras de recambio. Nos ha parecido tan práctica y ligera que la hemos dejado puesta en la bici.

√ Uno de los aspectos más interesantes de la Frame-Pack Toptube es su cremallera estanca. Recorre la bolsa en toda su longitud por el lado izquierdo. Cuando la bolsa está cerrada, el tirador se puede fijar en un ojal a medida que también sirve de tensor, para así abrir y cerrar con más comodidad. Hay que tener en cuenta que es un cierre hermético que requiere aplicar una cierta fuerza. Para abrir y cerrar la cremallera es recomendable parar y usar las dos manos: una para el tirador y la otra para sujetar desde el ojal.

√ La única pega que hemos descubierto a las bolsas de cuadro en general, es que a la hora de levantar la bicicleta para superar algún obstáculo no puedes cogerla por el tubo horizontal –como si fuese un maletín–, ni echártela al hombro al estilo ciclocross. Cabe señalar que esto último, con la bici cargada, nunca ha sido cómodo, la verdad. La mejor alternativa es levantar la bici al estilo tabla de surf, pasándola bajo el brazo y sujetándola por el tubo diagonal.

 

LA FRAME-PACK TOPTUBE ES MUY PRÁCTICA PARA CARGAR ALIMENTOS PESADOS, CÁMARAS DE RECAMBIO, HERRAMIENTAS... EL PESO VA MUY CENTRADO Y QUEDA COMPLETAMENTE FIJO.

si te ha gustado, compártelo :-)

4 Responses

  1. MontañasVacías
    | Responder

    Buenas! Quería haceros una pregunta sobre la accesory pack. Me encanta. Veo que tiene uso tanto sola como con la handlebar pack, pero: ¿que necesitaría para poder ser usada con otros sistemas de arnés+bolsa estanca de manillar? Entiendo q harían falta solo dos cintas con 2 hebillas «en G» cada una, no?
    Muchísimas gracias por vuestros posts, tan inspiradores!!!
    Un abrazo!

    • conunparderuedas
      | Responder

      Hola Montañasvacías, bien observado! En la Handlebar-Pack hay dos cintas, efectivamente, con dos hebillas en G cada una, una caza por arriba y otra por abajo, ya nos contarás qué tal el invento 👍 yo creo que puede funcionar
      hasta pronto!!!

    • conunparderuedas
      | Responder

      Un apunte: lo que sí hay que tener en cuenta es que las cintas deben estar fijadas o cosidas en algún punto, es decir, que no corran, para que no se deslice hacia abajo. La gracia del Accessory-Pack es que se mantiene a una altura y en posición vertical, lo que lo hace accesible y al mismo tiempo así al abrirlo no se cae nada.

      • MontañasVacías
        | Responder

        Sí sí, así es, eso es muy importante, en los arneses Revelate que usamos ya llevan esas cintas cosidas para evitar lo que dices.. Ya os contaré!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *