RRAT’s Y-Gravel & RRAT’s Y-Mountain

TEST & REVIEW I 200 km con...

RRAT’S Y-MOUNTAIN & RRAT’S Y-GRAVEL

SIMPLE Y LLANAMENTE

TRAS UNA LARGA HIBERNACIÓN, LIBERAMOS NUESTROS PIES ESTRENANDO LAS SANDALIAS RRAT’S Y-GRAVEL Y RRAT’S Y-MOUNTAIN, UNAS HUARACHES DE APARIENCIA MINIMALISTA Y DROP CERO CON UN EXTRA DE CONSISTENCIA QUE LAS HACE MÁS ESTABLES, SÓLIDAS Y DURABLES. EXACTAMENTE LO QUE ANHELÁBAMOS PARA NUESTROS QUERIDOS Y SUFRIDOS PIES.

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa / Amelia Herrero Becker

Las RRAT’s no son nuestras primeras sandalias de tipo huarache. Hace un par de años ya escribimos un artículo sobre nuestra experiencia personal y todo lo que aprendimos durante el período de adaptación para Correr con huaraches. En aquel post relatábamos qué nos llevó hasta ellas –pies y tobillos inestables, sobrecargas en sóleos, juanetes incipientes, etc.– y los beneficios que supone para nuestros pies, dedos, articulaciones, etc. utilizar este tipo de calzado a corto, medio y largo plazo.

En este sentido, seguimos pensando lo mismo. El concepto huarache nos convenció desde el primer momento, pero lo cierto es que hasta ahora no habíamos encontrado una sandalia que, respetando las bases del minimalismo y el sistema de sujeción en Y, ofreciese la firmeza, confort y consistencia que buscábamos. Parece que en RRAT’s leyeron nuestros pensamientos. O nuestro post.

LA SUJECIÓN EN "Y" ES ESENCIAL PARA QUE EL DEDO GORDO QUEDE LIBRE PARA EQUILIBRAR Y FORTALECER EL PIE, ALGO CLAVE PARA CAMINAR Y CORRER BIEN, EVITAR UNA PRONACIÓN EXCESIVA, SUFRIR FASCITIS PLANTAR, JUANETES Y TODO LO QUE ELLO IMPLICA.

PRIMERAS IMPRESIONES

Después del largo y frío invierno pirenaico, la llegada de la ansiada primavera nos ha servido para estrenar un par de sandalias RRAT’s Y-Gravel y otro par de RRAT’s Y-Mountain. Se trata de los modelos pertenecientes a la colección 2023, que en las últimas semanas han estado en oferta, pues la marca está a punto de presentar el catálogo de 2024.

Desde el primer momento, hemos notado que, aunque las RRAT’s mantienen la filosofía del minimalismo de las huaraches tradicionales –en esencia, drop cero y sistema de sujeción en Y–, son unas sandalias más estructuradas y estables.

En la balanza, las RRAT's Y-Gravel en talla 39 EUR marcaron 180 gramos por pie (185 gramos en talla 42 EUR, según el catálogo). Por su parte, la RRAT's Y-Mountain en talla 47 EUR indicó 252 gramos por pie (190 gramos en talla 42 EUR, según la marca).

SISTEMA DE SUJECIÓN "Y"

El sistema de sujeción del pie en las sandalias RRAT's de la gama Y tiene forma de Y –de ahí su nombre– y es la clave y la base de todo: el dedo gordo está libre para equilibrar y fortalecer el pie manteniéndose alineado, sin desviarse hacia el resto de los dedos (algo que sí ocurre con el calzado estrecho y que favorece la aparición prematura de los temidos juanetes).

Para sujetar la sandalia, las RRAT's utilizan cintas 3D y straps que van anclados en la suela sin sobresalir por el lado opuesto. Este detalle es muy importante porque las cintas no quedan en contacto con el suelo –característica típica de las huaraches que hace que la cinta se degrade en cada pisada–.

El polipropileno es el material empleado en estas piezas, que van perfectamente cosidas. Sólo en la parte del “tanga” que va entre los dos dedos y la unión de las tres cintas que conforman la Y se utiliza cuerda, también de polipropileno y 3D.

El cierre y ajuste se realiza con velcros y hebillas tensoras; todo ello realmente sencillo.

SUELAS VIBRAM

A primera vista, la única diferencia entre las Y-Gravel y las Y-Mountain es la suela, que tiene distinto dibujo y una variación de 1 mm en el grosor de la misma (esto es prácticamente inapreciable). La Y-Gravel cuenta con la suela Vibram Claw, de 3 mm, mientras que la Y-Mountain utiliza la suela Vibram Megalugs, de 4 mm y un taqueado más espaciado y prominente basado en triángulos multidireccionales.

Ambas completan el sandwich con una capa intermedia de EVA de 8 mm y un footbed de 4 mm de una densidad más blanda. Entre las tres capas, en total suman 15 y 16 mm respectivamente.

SOBRE EL TERRENO

Una vez de excursión, uno de los puntos fuertes de las RRAT’s es precisamente el comportamiento del conjunto formado por la suela, la mediasuela y el footbed. Por una parte, este aislamiento se traduce en una eficaz protección de la planta del pie frente a piedras punzantes, etc. Por otra, confiere la rigidez necesaria para avanzar con mayor tranquilidad y evitar plegados indeseados que sí suelen ocurrir con huaraches de suelas demasiado flexibles.

En este sentido, las RRAT’s nos han parecido muy equilibradas. Son ligeras y minimalistas, pero sin pasarse. Transmiten una estabilidad y firmeza que se agradece no sólo al caminar, sino también al pedalear. La prestancia del material evita que el pedal se clave en el pie, repartiendo la presión y transmitiendo mejor la energía.

En cuanto al sistema de sujeción, ya hemos destacado que es fácil y rápido. Una vez en marcha, las cintas aguantan sin moverse y bien centradas.

BENEFICIOS Y PRECAUCIONES

Utilizar sandalias que respetan la forma natural del pie, ya sea en la ciudad o en el campo, para caminar, correr o ir en bicicleta, es una opción personal que conlleva innegables placeres y ciertos beneficios. Sin embargo, también implica aceptar algo indiscutible: el pie va menos protegido frente a posibles golpes, arañazos y toda clase de encontronazos fortuitos con piedras, ramas, rocas, arbustos, raíces, zarzas y el interminable catálogo de seres animados e inanimados de naturaleza sólida con los que compartimos ecosistema y que pueden cruzarse en nuestro camino.

Por lo tanto, cada cual deberá valorar pros y contras. Personalmente, la experiencia me dice que el esfuerzo merece la pena. Un pie fuerte es importantísimo para poder caminar y correr bien y sin lesiones. Por contra, existen evidencias de que un pie débil puede desembocar en una pronación excesiva, fascitis plantar, tendinitis, espolones calcáneos, juanetes, problemas de rodilla, de cadera, entumecimientos y sabañones por falta de riego sanguíneo…

UNA PROGRESIÓN NECESARIA

Dicho esto y volviendo al test, las suelas de las RRAT’s que hemos probado ofrecen un agarre excepcional. En terreno abrupto o muy inclinado, pese a que la sujeción está muy conseguida, nunca tendremos el mismo control ni capacidad de velocidad que con una zapatilla cerrada de calidad, pero dentro de lo que es una huarache, el resultado es verdaderamente excelente.

En cuanto a las cintas en contacto con el pie y la aparición de rozaduras, todo dependerá de la sensibilidad de la piel de cada cual. En nuestro caso, la estadística ha sido del 50%. Ser progresivo y usar calcetines –tipo tabi o de cinco dedos– puede ser una buena medida de prevención. Para ir acostumbrándome a ellas, yo las usé por dentro de casa durante varios días del final del invierno.

Además de la cuestión de las posibles llagas, hay que tener en cuenta que el drop cero también requiere un tiempo de adaptación. La musculatura y los tendones del pie, tobillo, pierna, etc. deben fortalecerse. Para ello es recomendable aumentar el kilometraje de forma muy paulatina con tal de completar el rodaje y la familiarización con la nueva forma de pisar. Los ejercicios de fortalecimiento y elasticidad del pie y los dedos –con espaciadores de dedos– pueden ser muy útiles. Nosotros, precisamente por esta razón, de momento no hemos corrido con ellas.

TEST & CONCLUSIONES

+ El drop cero y la horma ancha promueven el movimiento natural del pie y el desarrollo de su musculatura.
+ Excelente agarre de las suelas Vibram en terrenos muy variados.
+ La suela más firme protege mejor la planta del pie y evita el chancleteo y los plegados indeseados. También va mejor para pedalear y caminar dentro del agua.
+ Fácil ajuste y las cintas se mantienen en su sitio durante toda la marcha.
+ Se secan rápido. El footbed no resbala.
+ Diseñadas y fabricadas en España.
- Como con cualquier sandalia, hay que prestar mayor atención para evitar golpes fortuitos, cuidar la piel con crema hidratante de forma habitual, utilizar protector solar, etc.
⊕ Ideales para: excursiones y paseos por terrenos no muy complicados –en función de la experiencia de cada cual, por supuesto– y como segundo calzado en un viaje en bicicleta por regiones cálidas o templadas.
⊗ Contraindicadas para: pies que prefieren quedarse encerrados; puristas acostumbrados a huaraches súper-ultra-mega-minimalistas.

FICHA
Marca: RRAT's.
Modelo: Y-Gravel & Y-Mountain.
Tallas: De la 37 a la 47.
Peso: 185-190 gramos por pie (talla 42 EUR), según catálogo.
Lugar de fabricación: España.
PVP recomendado: de 89'95 a 99'95 euros.
Más información: RRAT's Outdoor.

 

Si tienes alguna pregunta, participa con un comentario.
Y si te parece interesante, comparte en tus redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *