Cotopaxi Luzon 24 L

TEST & REVIEW I 1 mes con...

COTOPAXI LUZON 24 L

SENDERISMO EN TECHNICOLOR

VIVIMOS TIEMPOS OSCUROS Y PARECE QUE LA INDUSTRIA DEL OUTDOOR ACTUAL NOS LO QUIERA RECORDAR CON CATÁLOGOS MONOCROMOS. POR SUERTE, COTOPAXI SE DESMARCA DE LA IMPERANTE SOBRIEDAD CON SU ALEGRE SINFONÍA DE COLORES. NADA DE PASAR DESAPERCIBIDOS, NADA DE CAMUFLARNOS. EMULEMOS A LOS LLAMATIVOS REPTILES, PECES Y AVES DE LA NATURALEZA. VIVA LA VIDA. VIVA EL COLOR.

Texto: Amelia Herrero Becker / Fotos: Sergio Fernández Tolosa

Con el sugerente nombre de un volcán ecuatoriano, y con una clara misión de hacer el bien, Cotopaxi es una empresa americana que se dedica al diseño y fabricación de mochilas y ropa para outdoor. Su fundador, Davis Smith, disfrutó en su juventud del entorno natural de este gigante de 5.897 m y quiso bautizar así a su empresa por representar el espíritu de aventura, optimismo y determinación que experimentó durante los años que vivió en Ecuador.

En nuestro caso, hace tiempo que nos dejamos seducir por Cotopaxi y la colección “Del Día”. Su riñonera Bataan, con 3 L de capacidad, la usamos a diario desde hace más de un año para diferentes actividades: paseos por el río con Chincheta, excursiones cortas a pie, rutas en mountain bike, recados cotidianos, etc.

Como la tentación vive arriba y los colores son mi perdición, las ganas de tener una mochila Cotopaxi para rutas de día completo llegaron pronto. Y eran irrefrenables. Así que la Luzon 24 L fue la elegida por su diseño, volumen y ligereza, y por los amplios bolsillos laterales que permiten llevar dos botellas Nalgene sin restar capacidad interior.

LA COLECCIÓN “DEL DÍA” DE COTOPAXI ES COMO LA CAJA DE BOMBONES DE FORREST GUMP: “NUNCA SABES LO QUE TE VA A TOCAR”.

UNBOXING SORPRESA

En esta época donde ya casi nada nos sorprende y es muy fácil saber de antemano cómo es todo –con internet acechándonos siempre–, el hecho de que la elección y combinación de colores de tu futura mochila sea azarosa e incontrolable, añade emoción y mucha sorpresa al día en que el mensajero de DHL llama a tu puerta.

Cuando llega mi paquete de Cotopaxi, me siento como una youtuber dispuesta a hacer un “unboxing”. O mejor dicho, como una niña la mañana del día de Reyes. Qué ilusión, cómo será mi nueva mochila… ¿Me gustará?¿No me gustará? Y tras luchar con la cinta adhesiva, se desvela el misterio.

Mi Luzon me entusiasma. Es llamativa, muy alegre, con colores vibrantes: amarillo, fucsia, verde, malva, azul cielo, rojo, morado, salmón, pistacho, burdeos… Es digna de un camaleón pantera.

Además, el packaging es plastic free. La mochila ha llegado a casa en una pequeña caja de cartón, con algo de papel kraft para protegerla, el albarán y una pegatina con el logo de Cotopaxi. Cero plásticos.

ESPECIAL "DEL DÍA"

La idea de la colección “Del Día” de Cotopaxi, que engloba diferentes modelos de mochilas, fundas y bolsas, es, sin duda, insólita y original. Primero porque se elabora con telas sobrantes de las grandes series de producción de otras marcas del sector, evitando así que materiales que están en perfectas condiciones se desechen. Segundo, porque la elección y combinación de los colores de cada producto “Del Día” la llevan a cabo directamente los empleados de la fábrica con total libertad creativa. Esto hace que todas y cada una de las mochilas “Del Día” sean únicas, diferentes e irrepetibles. Y tercero, porque, además, no podrás elegir los colores, llegará hasta tu puerta como una sorpresa.

PRIMERAS IMPRESIONES

Tras la sorpresa inicial, examino la mochila detenidamente. La Luzon 24 L es grande, alargada, muy ligera, con compartimentos amplios y diferentes bolsillos para organizar y repartir las cosas, y presenta buenos acabados.

Tiene un marcado carácter outdoor pero no es una mochila técnica, pues no lleva enganches para bastones o piolet, ni correas de compresión.

POR FUERA...

Lo que más llama la atención es que no hay dos piezas, ni dos cremalleras, ni dos cintas del mismo color. Incluso los colores de las asas de los hombros son diferentes entre sí.

La mochila está fabricada con nylon ripstop ligero y consta de dos compartimentos principales, uno con cremallera y doble tirador, y otro con cierre de cordón y tanca. En el frente tiene un bolsillo de tamaño mediano con cremallera –donde destacan la marca y el logo– y en los laterales, dos amplios y profundos bolsillos de rejilla.

La Luzon 24 L es muy flexible. La parte posterior –la que va pegada a nuestra espalda– está reforzada pero no es rígida. En el extremo superior, centrada, está la salida para el tubo de la bolsa de hidratación.

Las correas de los hombros son de malla ultraligera. Tienen una cinta de altura regulable con cierre para conectarlas en el pecho. También lleva un cinturón muy minimalista que se puede desmontar y sirve para asegurar la mochila a la cadera.

POR DENTRO...

El interior de la mochila es igual de colorido que el exterior y sus dos compartimentos principales son independientes.

El de más fácil acceso –el que se abre y cierra mediante un sistema de cordón y tanca– es tipo petate, pero tiene un pequeño bolsillo interior de rejilla en el que hay un gancho para las llaves.

El compartimento que queda más pegado a la espalda se abre y cierra con una cremallera de doble tirador que va de lado a lado y está subdividido en dos: un espacio amplio y profundo –en el que caben un par de zapatillas de correr– y el separador pensado para llevar una bolsa de hidratación de 2 litros, con un pequeño velcro para fijarla.

SOBRE EL TERRENO

Hace un mes que la Cotopaxi Luzon 24 L nos acompaña en todas nuestras excursiones a pie. Es una mochila cómoda y muy ligera, y su capacidad es muy adecuada para rutas de día completo, incluso en invierno, que vamos más cargados con ropa de abrigo extra.

La hemos utilizado para algún que otro recado doméstico, ir de picnic al río y para diferentes rutas de senderismo por terreno de media montaña. En algunas excursiones clásicas de las que hacemos a menudo, como las de Santa María de Buil, Morcat o Bagüeste, y en otras nuevas, como la del castillo de Esplubiello y la Sierra de Arbe, o la visita a la Espelunga y O Castellar.

En ninguna ocasión la hemos llenado al máximo de su capacidad ni la hemos sobrecargado, pero con lo que solemos llevar habitualmente en la mochila para pasar un día entero en el monte el comportamiento ha sido el esperado: es cómoda y fácil de usar –se accede rápido a los compartimentos–, ligera y práctica –por su capacidad y los diferentes bolsillos para organizar las cosas–, y sobre todo nos encanta su diseño y colorido.

NOS GUSTA

La libertad creativa en la elección y combinación de los colores por parte de los trabajadores de la fábrica Cotopaxi de Filipinas. Esta característica y el elemento sorpresa hace que no sea un producto para todo el mundo*, pero si te gustan los colores y disfrutas con las sorpresas, la colección “Del Día” de Cotopaxi es para ti.
* Quizá por este motivo, recientemente, la web americana, además de la opción original “Surprise”, ofrece la alternativa “Choice”, que permite elegir entre las mochilas disponibles en ese momento.

Cotopaxi es una empresa B Corp certificada. Su credo “Do Good” impregna todas las fases de diseño y fabricación de sus productos, siempre bajo estrictos códigos éticos. Además, invierte el 1% de sus ingresos en aliviar la pobreza, apoyando a organizaciones que llevan a cabo proyectos de desarrollo comunitario en las regiones más pobres del mundo.

A TENER EN CUENTA

Es una mochila para climas en los que no llueva con frecuencia, pues el cierre del compartimento principal se realiza mediante una tanca –en caso de chaparrón el contenido de esta parte de la mochila hay que protegerlo, si no, se mojará– y no trae funda de lluvia.

El cierre con tanca permite un acceso muy rápido y fácil al interior de la mochila. Para excursiones resulta cómodo y práctico, pero si se le quiere dar un uso más urbano, hay que tenerlo en cuenta. Esta parte queda más desprotegida de cara a “los amigos de lo ajeno”.

Los bolsillos de los laterales son muy amplios y las botellas van un poco sueltas. Nos da la sensación de que en caso de agacharse podrían llegar a salirse, pues no hay cinta para asegurarlas. Para evitar esto, en su lugar hemos preferido meter cosas más ligeras que conviene tener a mano –fruta, cortavientos, la correa de la perra, etc.– y las cantimploras ponerlas en el bolsillo principal.

√ Al ser una mochila alargada, considero que para personas que midan menos de 170 cm (mi altura) será más cómodo el modelo de menor capacidad –más corto–, el Luzon 18 L.

EN RESUMEN...

Aunque la Cotopaxi Luzon 24 L tiene un marcado espíritu outdoor, no es una mochila técnica. Es ante todo una mochila muy versátil, una buena compañera para excursionismo –su tamaño es perfecto para rutas de un día– o también para un uso más urbano: ir al gimnasio, como bolso de commuting –cabe un ordenador portátil–, o de pequeño equipaje en escapadas de fin de semana. Su colorido teñirá el paisaje de optimismo y te acompañará allá donde vayas.

FICHA
Marca: Cotopaxi.
Modelo: Luzon "Del Día".
Capacidad: 24 L.
Medidas: 61 x 30 x 18 cm.
Peso: 420 gramos.
Lugar de fabricación: Filipinas.
PVP recomendado: 90 euros.
Web: eu.cotopaxi.com

Tu apoyo es importante 🙂
Participa con un comentario, comparte en tus redes sociales o invítanos a un café. Muchas gracias!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.