Bestard Speedwave

TEST & REVIEW I 2 meses con...

BESTARD SPEEDWAVE

A PASO LIGERO

EN LA PRIMAVERA DE 2022, BESTARD PRESENTÓ SU NUEVO MODELO SPEEDWAVE, UNA ZAPATILLA LIGERA CON SUELA DE PERFIL ALTO Y UNA GRAN CAPACIDAD DE AMORTIGUACIÓN. SU ESPÍRITU POLIVALENTE Y UNAS LÍNEAS QUE ROMPEN CON LA PAUTA HABITUAL DE LA FIRMA MALLORQUINA DESPERTARON NUESTRA CURIOSIDAD, PROVOCÁNDONOS UNAS GANAS IRREFRENABLES DE PROBARLAS.

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa

Dentro del amplio catálogo de Bestard, en el que hay tantos modelos especializados en disciplinas deportivas concretas –desde botas para subir cuatromiles en invierno, botas específicas para descenso de cañones, zapatillas de mountain approach, etc.–, las Bestard Speedwave llaman la atención por su suela de perfil alto y una cierta apariencia de "zapatilla para todo". El equipo encargado del diseño y desarrollo destaca de ellas su alta capacidad de absorción de impactos y las recomienda para caminar rápido por terrenos fáciles, uso diario y viajes en los que se busca polivalencia y, sobre todo, comodidad.

Nosotros –tenemos que confesarlo– al ver las primeras fotos llegamos a sospechar que Bestard estaba poniendo un pie en el mundo de la carrera de montaña y que las Speedwave eran su primer modelo de trail running –craso error, aunque quizá no hayamos sido los únicos–. Desde Bestard enseguida nos lo dejaron muy claro: la Speedwave no es una zapatilla para correr. En todo caso, si se desea, para andar a paso ligero.

UNA AMORTIGUACIÓN SOBRESALIENTE Y UNA TRANSICIÓN MUY DIRECTA LA HACEN ESPECIALMENTE INDICADA PARA ANDAR RÁPIDO ATERRIZANDO CON EL TALÓN.

PRIMERAS IMPRESIONES

Lo primero que hago al tener las Speedwave en las manos es lo que suele hacer todo el mundo cuando entra en una zapatería deportiva, se acerca a la estantería y toca un calzado por primera vez: sopesarlas –parecen ligeras, pero no en exceso– y, acto seguido, comprobar su rigidez.

En el plano longitudinal, el punto de flexión se muestra claramente en el antepié, justo debajo de la cabeza de los metatarsos. A nivel transversal, ocurre un poco lo mismo. Toda la flexión se localiza en la parte delantera. En el mediopié no hay torsión que valga.

Al calzarme las Bestard Speedwave por primera vez, la sensación que reina por encima de todo es la de un confort que roza lo extremo. Es como meter el pie en una nube, suave y acolchada por todas partes.

Al apretar los cordones, el ajuste es perfecto. La zapatilla es como un guante. El empeine queda bien sujeto bajo una envolvente lengüeta. La puntera, aunque tiene forma apuntada, ofrece espacio suficiente para los dedos, que quedan protegidos por un refuerzo exterior de TPU.

El resto de la capa exterior está cubierta en su mayor parte por un mesh muy ventilado. Para aumentar el control y la estabilidad, hay múltiples refuerzos. Los de los laterales son asimétricos. El del contrafuerte del talón es el más robusto.

En el interior, el pie queda envuelto por un forro Gore-Tex Extended Confort de última generación que garantiza la impermeabilidad y la mejor transpirabilidad posible.

En la balanza, mi zapatilla de talla 47 EUR pesa 465 gramos –según el catálogo, el par de la talla 42 EUR pesa 830 gramos–. En el pie, sin embargo, se siente ligera.

PERFIL ALTO

Al dar los primeros pasos con las Speedwave fuera de casa, el grado de confort se eleva a un plano superior. Es como caminar sobre algodones. Prácticamente, como levitar. Levitar hacia delante, eso sí.

La explicación se encuentra justo bajo la planta del pie. La suela Vibram Bayu se ha combinado con una generosa capa de EVA. El resultado es una suela de perfil alto con una gran capacidad de absorción de impactos.

Sacando la plantilla interior, hay 35 mm de suela en la parte del talón y 25 mm en la parte delantera del pie, lo que da un perfil realmente elevado y un drop conservador de entre 10 y 11 mm.

Por otra parte, si la miramos de perfil, la suela confiere a la zapatilla una curvatura –o rocker– que no pasa precisamente desapercibida.

LA SUELA DE PERFIL ALTO –35 MM / 25 MM– Y UN DROP DE 10 MM SON LA NOTA CARACTERÍSTICA DE ESTA ZAPATILLA QUE PARECE NACIDA PARA LA PRÁCTICA DE LA MARCHA NÓRDICA.

SOBRE EL TERRENO

En la calle se confirma lo que había notado en casa. El perfil alto aporta una amortiguación sobresaliente, pero me obliga a talonear. Siento la pisada un poco extraña, la verdad. Quizá se deba a que llevo dos años con una zapatilla diametralmente distinta, la Bestard Mestral, que tiene una suela minimalista, más dura y más fina, que transmite con suma claridad todos los pormenores del terreno.

También debe de influir la rigidez transversal. Al no haber torsión en el mediopié, la transición de la pisada es muy directa. Ello quita trabajo a la musculatura del pie, pero es algo a lo que no estoy acostumbrado y que, por otra parte, en terrenos accidentados desplaza el trabajo muscular de equilibrio más arriba.

Tras varias salidas, compruebo que el diseño y compuesto de la suela logran un agarre impecable en terreno blando y mixto, ya sea seco o húmedo. Los tacos están lo suficientemente separados, de manera que el barro se libera fácilmente. En firmes duros homogéneos se comporta de maravilla.

CUESTIÓN DE EQUILIBRIO

En pedregales y caos de rocas con aristas afiladas, en cambio, la suela de las Speedwave peca de blanda. No significa que no se pueda ir con ellas por terrenos abruptos. Sólo que su zona de confort es otra y que Bestard tiene otros modelos más indicados para moverse por esa clase de terreno.

A la hora de apretar el paso, la curvatura –o rocker–, efectivamente, produce un empuje hacia delante que gana enteros cuando caminamos en terreno fácil, pendientes moderadas y a buen ritmo. Para correr o trotar, en cambio, el drop alto y la rigidez transversal no facilitan el aterrizaje con la parte delantera del pie. Bestard lo advirtió desde el momento cero: son zapatillas para caminar.

En cuanto a la estabilidad, cada pie y cada pisada son diferentes, pero en mi caso he notado que la Speedwave tiende a caer hacia el interior. Esta tendencia la he compensado en parte prestando más atención al apriete de los cordones, lo que consigue que la estructura se afiance de forma significativa, pero para mi manera de andar necesitaría un refuerzo extra, posiblemente un flare más elevado en la cara interna de la zapatilla.

CONFORT VS. DURABILIDAD

En dos meses de uso no he podido hacer todos los kilómetros necesarios para saber cuál es la "esperanza de vida" real de estas zapatillas. Sin embargo, aunque el compuesto de la suela es muy adherente, también parece duradero.

Después de 200 km de paseos y caminatas, la EVA de la mediasuela muestra algunas arrugas propias del uso, pero mantiene sus propiedades de amortiguación y transmisión de la energía inalteradas. La plantilla Ortholite, que también influye en el grado de confort, sí ha notado el paso –y el peso– de mis 85 kg, aunque todavía le queda mucha vida por delante.

Por su parte, el mesh exterior no ha sufrido ningún daño aunque las he llevado por sendas en las que reinan los artos y otras especies vegetales poco dadas a la misericordia.

ANÁLISIS & CONCLUSIONES

· La suela de perfil alto aumenta la amortiguación, pero resta estabilidad y reduce la sensibilidad sobre el terreno.

· Algo parecido ocurre con el marcado rocker: ayuda en la transición de la pisada, pero reduce la superficie de contacto con el suelo. Ello también puede generar mayor intestabilidad en según qué pies. Un flare más elevado en la cara interna podría compensar.

· El perfil alto demanda un período de adaptación.

·  Son especialmente adecuadas para caminar aterrizando con el talón.

EN RESUMEN

·  La Bestard Speedwave es una zapatilla impermeable, ligera y muy bien amortiguada ideada para andar rápido en caminatas o travesías a pie por terrenos no técnicos y pendientes moderadas combinando caminos, pistas y sendas fáciles con tramos pavimentados, como el Camino de Santiago, por ejemplo, o la práctica de nordic walking. Si te gustan las suelas más rígidas –para cantear con más seguridad–, minimalistas –para tener más sensibilidad sobre el terreno– o tus rutas habituales son por firmes irregulares y pedregosos –como nos ocurre a nosotros–, hay otros modelos Bestard más adecuados.

FICHA
Marca: Bestard.
Modelo: Speedwave.
Tallas: De la 39 a la 47. Las Speedwave Lady van de la 36 a la 42.
Color: Disponible en negro, gris y azul. El modelo de mujer, en beige y en morado.
Peso: 830 gramos el par (talla 42 EUR).
PVP recomendado: 159'90 euros.
Más información: Bestard Speedwave.

Tu apoyo es importante 🙂
Participa con un comentario, comparte en tus redes sociales o invítanos a un café. Muchas gracias!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *