Ortlieb Seat-Pack QR

TEST & REVIEW I 100 km con...

Ortlieb Seat-Pack QR

LA CUADRATURA DEL CÍRCULO

CON LA NUEVA SEAT-PACK QR, ORTLIEB HA QUERIDO SOLUCIONAR DE UNA TACADA EL PROBLEMA DE LA COMPATIBILIDAD DE LAS BOLSAS DE SILLÍN GRANDES CON LAS TIJAS 'PIJAS', EL VAIVÉN HABITUAL DE ESTE TIPO DE BOLSAS CUANDO PEDALEAMOS DE PIE Y, ADEMÁS, CREAR UN SISTEMA DE ANCLAJE Y DESANCLAJE RÁPIDO. ¿LO HA CONSEGUIDO?

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa & Amelia Herrero Becker

Un mes antes del lanzamiento mundial de la última novedad de Ortlieb para bikepacking, el distribuidor en España de la marca alemana Vic Sports– nos hizo llegar un ejemplar de la Seat-Pack QR, una bolsa de sillín que nace con una triple –y complicada– misión: 1º facilitar la maniobra de quitarla y ponerla en el sillín con un sistema que no deje ningún soporte en la bici cuando la bolsa ha sido retirada; 2º ser compatible con las tijas telescópicas sin perder capacidad; y 3º no bambolearse cuando pedaleamos de pie.

Durante estas semanas, la hemos estudiado por dentro y por fuera. La hemos sopesado. La hemos probado en distintas bicis y terrenos. Y, por supuesto, la hemos puesto bajo la lluvia. Estas son nuestras conclusiones.

EN OCASIONES, PARA QUE LAS COSAS SEAN MÁS FÁCILES, HAY QUE COMPLICARLAS UN POCO.

PRIMERAS IMPRESIONES

Hace cuatro años que tenemos un juego completo de bolsas de bikepacking Ortlieb. Lo hemos utilizado en muchas salidas overnight, pero también nos hemos acostumbrado a llevar algunas de ellas en excursiones de un solo día. La de sillín y la de cuadro, por ejemplo, las usamos prácticamente a diario. Son perfectas para guardar abrigo, recambios, herramientas, el picnic, pequeñas compras o las almendras, setas y demás sorpresas que te regala el camino. Por eso, cuando recibimos la nueva Ortlieb Seat-Pack QR con sistema de anclaje quick release, inmediatamente pensamos que podía ser una gran compañera en nuestras actividades cotidianas.

SOBRIEDAD DE COLORES

A nivel estético, la nueva Seat-Pack QR de Ortlieb conserva la misma gama de colores que sus inmediatas predecesoras, en las que el gris de hace algunas temporadas ya había desaparecido. El negro monopoliza el cuerpo, todo el sistema de sujeción, los tensores laterales y el protector inferior. Incluso la válvula de deshinchado es negra. El color naranja, también sello de la marca en la línea bikepacking, aparece en la cinta tensora trasera y la goma exterior. En la parte de atrás hay unos pequeños parches reflectantes 3M. El logotipo, también reflectante, se encuentra en ambos laterales.

EN LA BALANZA

Con la bolsa en las manos, la primera impresión es que la Ortlieb Seat-Pack QR es más pesada que las bolsas de sillín que hemos probado hasta la fecha. Lo confirmamos enseguida. La balanza indica 620 gramos, a los que hay que sumar otros 30 gramos del adaptador si vamos a usar tija telescópica. El modelo Seat-Pack talla M de 2018, de 11 litros, es 300 gramos más ligero.

MAYOR VOLUMEN

Otra de las características que llaman la atención de la Seat-Pack QR es su capacidad y su forma. Tiene un volumen de 13 litros. Es una bolsa larga –48 cm una vez llena y cerrada– y su forma apuntada va ganando anchura a medida que nos alejamos del sillín, de manera que la boca es realmente ancha y el fondo mucho más estrecho. Así no nos rozará con las piernas.

SISTEMA DE SUJECIÓN PERSONALIZABLE

Dejando a un lado el incremento de peso, lo que más llama la atención de la Ortlieb Seat-Pack QR es el innovador sistema de sujeción Seat-Lock, un claro ejemplo de que para que las cosas resulten más fáciles, a veces hay que complicarse un poco la vida.

El Seat-Lock sustituye las típicas y minimalistas correas de las bolsas de bikepacking por una placa de plástico de alta densidad con dos raíles por los que se desplaza una segunda placa, más pequeña y de posición graduable, en la que hay dos 'ganchos-pinza-palanca', que son los que abrazan y fijan la bolsa a los rieles del sillín. El tercer punto de apoyo se encuentra en el extremo de esta placa, que encaja en la tija de sillín y se asegura con una cinta de velcro.

ESTRUCTURA REFORZADA

La placa del Seat-Lock, a su vez, va unida mediante cuatro tornillos a un esqueleto interno parecido al hueso del calamar que da forma y solidez al conjunto.

Además, en la parte inferior de la bolsa, pero por fuera, hay una plancha de plástico flexible que da un extra de refuerzo y protección. Es especialmente útil en las bicis de talla pequeña y en las de doble suspensión, pues cuando el amortiguador se comprime la distancia entre la rueda y el sillín se reduce y existe la posibilidad de que el neumático roce con la bolsa.

MONTAJE Y AJUSTE

Aunque el diseño y desarrollo del sistema de anclaje Seat-Lock haya sido complejo para los ingenieros de la marca –y al tratar de explicarlo con palabras pueda parecer extraordinariamente complicado–, la verdad es que su montaje, ajuste y manejo a nivel de usuario es muy sencillo.

Para nosotros no resultó tan fácil porque tuvimos que ajustarla y estrenarla antes de que las instrucciones del fabricante estuvieran disponibles. Ello nos obligó a quemar algunas neuronas, pero ahora tenemos más información que puede resultar de gran ayuda para saber si esta bolsa es compatible con un determinado sillín, bici o tija.

El ajuste inicial de la bolsa es simple y está muy bien explicado en los tutoriales de la web de Ortlieb. Sólo hay que aflojar los 4 tornillos de la placa graduable, presentar el sistema de anclaje a los rieles del sillín y hacer que los ganchos coincidan en el punto de curva. Luego apretamos los tornillos para que los ganchos queden en esa posición y voilà! Esta maniobra sólo hay que hacerla la primera vez o cuando quieras utilizar la bolsa en otra bici.

CONDICIONES E INCOMPATIBILIDADES

De entrada, hay que tener en cuenta que pese a ser muy universal, el sistema Seat-Lock no es compatible con tijas de carbono ni con sillines que tengan los rieles de carbono.

Tampoco se puede montar en sillines con muelles en la parte trasera, como el legendario Brooks B67 o el SQLab Active.

Por último, tampoco sirve en determinados modelos de tijas telescópicas electrónicas, como la Rock Shox AXS o la Magura Vyron.

Por otra parte, también hay que tener en cuenta que para montar la Ortlieb Seat-Pack QR necesitamos que:

1º la tija tenga un mínimo de 5 centímetros a la vista
2º los rieles del sillín tengan una curvatura mínima de 34° (nº 1 en el gráfico)
3º la curva del riel esté situada a al menos 13 mm de la abrazadera de la tija del sillín y a otros 13 mm, como mínimo, de donde el riel se conecta con la parte trasera del sillín (si llevas el sillín avanzado al máximo, por ejemplo, no podrás montarla) (nº 2 en el gráfico)
4º el borde inferior del sillín (en el lateral) sea al menos 14 mm más alto que el borde inferior del riel del sillín (nº 3 en el gráfico)
5º una vez montada, quede un hueco libre al menos 5 centímetros entre la parte inferior de la bolsa y la rueda

ADAPTADOR TIJA TELESCÓPICA

El adaptador incluido es necesario solamente para montar la bolsa en una tija telescópica, que podrá ser de 22 mm, 25 mm o 26 mm. Se fija con dos tornillos que quedan protegidos dentro de la estructura. Hay que tener en cuenta que el adaptador restará unos 4 cm del recorrido usual de la tija y se queda en la bici cuando retiramos la bolsa.

CARGA MÁXIMA VARIABLE

Para terminar con las consideraciones previas, hay que tener en cuenta que la carga máxima recomendada en la Seat-Pack QR varía en función de la longitud de los rieles del sillín. Si son cortos, será de 3 kg. Si son largos, 5 kg.

Esto se debe a una cuestión elemental de física: la ley de la palanca. Los ganchos de anclaje han de situarse en la curva de los rieles del sillín. Si la curva queda lejos de la tija, la placa de anclaje aguantará más peso. Si queda muy cerca, no podrá soportar la misma fuerza. En nuestro sillín quedó justo en el medio, lo que da una carga máxima recomendada de 4 kg.

En este sentido, conviene recordar que la bolsa de sillín es especialmente indicada para llevar ítems que ocupan mucho y pesan poco, como el abrigo de plumas, el saco de dormir, etc. La parte pesada del equipaje es mejor llevarla en zonas más bajas y centradas, para que su peso no afecte a la conducción.

Además, al tener forma apuntada, conviene apretar la carga bien al fondo. Si tenemos que meter algo más pesado, lo ideal es colocarlo lo más cerca posible de la tija de sillín.

SOBRE EL TERRENO

Una vez cargada y puesta en la bicicleta, lo primero que advertimos es que la Seat-Pack QR, cuando está llena del todo, es bastante grande. Al verla desde un lado parece más estilizada, pero al mirarla desde arriba se percibe más su verdadero volumen. En la parte superior hay un espacio perfecto para sujetar con el elástico unas sandalias ligeras, una barra de pan o cualquier prenda que queramos tener más a mano.

En terreno ascendente constatamos que la Seat-Pack QR no hace el típico vaivén de las bolsas de sillín cuando pedaleas de pie. Tenemos que decir que este movimiento pendular nunca nos ha preocupado ni molestado. Creemos que si llevas el peso adecuado, es más una cuestión estética que física.

En la primera parada comprobamos la eficacia del sistema de anclaje y desanclaje rápido. Es simple: para extraer la bolsa, sólo hay que: 1º aflojar las dos cinchas laterales; 2º levantar las palanquetas que liberan los ganchos; y 3º abrir el velcro de la tija. Para colocarla de nuevo, hay que encarar el punto de apoyo hacia la tija y la placa de anclaje bajo el sillín, cazar los dos ganchos accionando las palancas –de una en una–, cerrar el velcro de la tija y tensar las cinchas.

OFF ROAD

Al abandonar el asfalto, en terreno roto y bacheado, comprobamos que la bolsa es completamente estable. No se mueve ni un milímetro con el traqueteo.

Evidentemente, el fabricante recomienda que no la usemos para ir pegando saltos a lo Andreu Lacondeguy. También hay que ir con cuidado en los descensos, cuando solemos retrasar el centro de gravedad y nos colocamos por detrás del sillín. Es importante no sentarse sobre la bolsa, pues el anclaje podría no aguantar nuestro peso.

CONCLUSIONES

· PROS

 El sistema Seat-Lock QR es muy cómodo y rápido una vez nos hemos familiarizado con él.

 Es compatible con la mayoría de tijas telescópicas instalando un pequeño adaptador incluido.

 A diferencia de otros sistemas quick release, al retirar la bolsa no queda ninguna pieza en el sillín ni en la tija, salvo que lleves tija "pija".

 Se ha conseguido anular el típico vaivén lateral que hacen la mayoría de bolsas de sillín cuando pedaleamos de pie.

 La válvula de vaciado de aire, ya presente en los modelos anteriores, permite compactar la bolsa en función del contenido de cada momento, lo que evita que la carga se mueva.

 Es 100% impermeable (categoría IP64).

 El sistema de anclaje evita los puntos de fricción entre tejidos y partes duras de la bici, algo que a priori permitirá alargar la vida de la bolsa.

 La placa de protección externa protege la bolsa del barro y posibles roces con la rueda trasera, algo a tener en cuenta especialmente en bicis de talla pequeña y de doble suspensión.

 Está fabricada en Alemania y es un producto libre de PVC.

· CONTRAS

 Casi duplica el peso de su prima hermana Ortlieb Seat-Pack M.

 No es indicada para tijas de carbono o sillines con rieles de carbono.

Aunque es muy universal, no se adapta a todos los sillines.

· EN RESUMEN

√ Ideal para: bikepackers usuarios de tija telescópica y cicloturistas que anteponen la comodidad de un cierre quick release a la ligereza y el minimalismo.

√ Contraindicada para: randonneurs, brevetistas y ciclistas de larga distancia –con ambiciones competitivas o no– que sí se preocupan por cada gramo de más.

¿MISIÓN CUMPLIDA?

Respondiendo a la pregunta del primer párrafo, podemos decir que Ortlieb sí ha conseguido los tres objetivos que se había planteado con la Seat-Pack QR. La única cuestión es que al aumentar la complejidad del sistema y ganar peso, habrá quien piense que la marca alemana se aleja de dos mandamientos básicos del bikepacking: la simplicidad y la ligereza.

Cargar con más peso no es pan que guste a todo el mundo. Pero si Ortlieb apuesta por este sistema, es porque cree que tiene su público. Se nos ocurre, para empezar, los usuarios de e-bike, a quienes 300 gramos extra no les parecerán un problema. O todo aquel que utilice tija telescópica en sus rutas, un accesorio cada vez más extendido que, dependiendo del modelo, por sí solo ya implica un aumento de peso de alrededor de 300 gramos.

Para terminar, el hecho de que Ortlieb mantenga en su catálogo las Seat-Pack sin sistema quick release de 11 y 16 litros nos hace pensar que la nueva Seat-Pack QR viene a cubrir un hueco, pero que no ha nacido con intención de desplazar a sus primas hermanas.

 

FICHA
Marca: Ortlieb.
Modelo: Seat-Pack QR.
Capacidad: 13 litros.
Peso: 620 gramos.
Carga máxima: de 3 a 5 kg.
Lugar de fabricación: Alemania.
PVP recomendado: 163 euros.
Web: www.vicsports.es

Tu apoyo es importante 🙂
Participa con un comentario, comparte en tus redes sociales o invítanos a un café. Muchas gracias!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *