Bestard Mestral

TEST & REVIEW I 2 meses con...

BESTARD MESTRAL

CONTACTO CON TACTO

DURANTE DOS MESES HEMOS PROBADO LAS BESTARD MESTRAL, UNA DE LAS NOVEDADES DE LA COLECCIÓN TREKKING APPROACH DE LA FIRMA MALLORQUINA. BAJO LA APARIENCIA DE UN CALZADO MULTIUSO DE ACABADOS IMPECABLES, SE ESCONDE UNA SUELA SORPRENDENTE QUE LAS HACE ESPECIALMENTE ATRACTIVAS PARA LOS QUE BUSCAN MAYOR ADHERENCIA, ADAPTABILIDAD Y CONTACTO CON EL TERRENO.

Texto y fotos: Sergio Fernández Tolosa & Amelia Herrero Becker

Dicen los expertos en regatas marítimas que el mayor secreto de un velero, aquello que lo hace diferente del resto, reside en un elemento que se mantiene oculto, siempre bajo la línea de flotación, salvo cuando el barco vuelca y expone su quilla al sol.

En el caso de las Bestard Mestral, su principal secreto también permanece escondido, aunque no dentro del agua, sino a ras de suelo, justo bajo la planta del pie. Pegada a la roca, la suela Vibram Password –más fina, dúctil y sensible– confiere unas prestaciones que hacen que estemos ante una zapatilla de aproximación realmente distinta.

PEGADA A LA ROCA, LA SUELA VIBRAM PASSWORD CONFIERE UNAS PRESTACIONES QUE HACEN QUE ESTEMOS ANTE UNA ZAPATILLA DE APPROACH REALMENTE DISTINTA.

PRIMERAS IMPRESIONES

Al sacar las Mestral de la caja, lo que más llama la atención es la suela. Sin duda alguna, la Vibram Password es la gran baza de esta zapatilla, lo que a nuestro entender la hace completamente diferente a cualquier otro modelo de Bestard. En la puntera hay una franja lisa, tipo pie de gato, en la que pone CLIMBING ZONE, que se extiende unos centímetros por el borde interior del pie y nos da una clara pista del fin para el que han sido diseñadas.

La otra sorpresa llega al comprobar un mayor grado de flexibilidad. La mitad delantera de la suela de la Mestral es más maleable que el de otras zapatillas de la marca. Se dobla con relativa facilidad por el puente y no se necesita demasiada fuerza para torsionarla lateralmente.

Respecto a los acabados, como en todas las botas y zapatillas de Bestard, son perfectos. Llama la atención que, a diferencia de otros modelos, en las Bestard Mestral apenas hay costuras en los laterales. Una banda de TPU –poliuretano termoplástico–, que recuerda mucho a la estética de los pies de gato, rodea toda la zapatilla excepto el talón.

Al sopesarlas, se notan livianas: alrededor de 400 gramos en cada pie. Teniendo en cuenta que el material utilizado es piel de serraje hidrófuga, llevan Gore-Tex y, no lo olvidemos, son para ir de excursión, no para competir en carreras de montaña, podemos decir que sí son ligeras.

TACTO, FLEXIBILIDAD Y ESTABILIDAD

Una vez puestas, notamos que pisamos sobre una suela diferente, no sólo en cuestión de estética, sino en las sensaciones que transmite. La parte delantera del pie está más cerca del suelo, lo que permite que realicemos, de forma refleja, una lectura inmediata y natural de las irregularidades del firme. Esto, unido a una mayor flexibilidad del conjunto, hace que el pie y los dedos se adapten de manera instantánea a todos y cada uno de los pequeños accidentes del terreno: realces, resaltes, salientes…

Este extra de sensibilidad, unido a la flexibilidad del material, se traduce en una mayor actividad para el pie y los dedos. Todo ello incentiva, de manera inconsciente, que utilicemos de una forma más activa la parte delantera del pie, algo que a mí personalmente me gusta, pues se logra un caminar más natural, aunque puede que no convenza a quien prefiere un mayor grado de rigidez para sus pies durante sus actividades.

En el talón, en cambio, sí se mantiene el grado de protección habitual. Se puede talonear sobre piedras puntiagudas sin notar nada. Esto es importante, pues no olvidemos que es una zapatilla para caminar, y que aunque en algunos sectores usaremos más la zona delantera del pie como primer punto de contacto con el suelo en cada paso –ascensiones, descensos técnicos, tramos de bajada en los que nos soltemos y vayamos en plan trotón, etc.–, habrá otros terrenos en los que sí caminaremos siguiendo el esquema clásico talón-punta, talón-punta, talón-punta…

Respecto a la ecuación flexibilidad-estabilidad, sorprende gratamente que el punto extra de ductilidad de la parte delantera no compromete la estabilidad del tren trasero, que mantiene el pie y el tobillo bien alineados y firmes en todo momento. Se ha conseguido el equilibrio necesario: parte delantera más blanda, parte trasera totalmente controlada.

AUNQUE SU SUPERFICIE PREFERIDA ES LA ROCA SECA, SE DEFIENDEN BIEN EN TODA CLASE DE TERRENOS.

EL TERRENO IDEAL

El test de las Bestard Mestral comenzó poco antes de que Filomena dejara un manto blanco a su paso. Aunque la nieve no es su campo de juegos ideal, las quise probar dando algún paseo por senderos nevados –subiendo a la ermita, por ejemplo, nuestra ruta habitual cuando hay poco tiempo–, limpiando las calles de hielo, etc. El serraje y el Gore-Tex Extended Comfort –y los calcetines de lana de la abuela– se comportaron de maravilla, pero la suela, que ya dio signos de proporcionar buen agarre y, sobre todo, un tacto extraordinario, dejó claro que es algo fina para pies frioleros cuando el mercurio está en negativo.

La nieve se fundió y llegó la fase del lodazal, los charcos y la roca húmeda y resbaladiza. Las Mestral me llevaron un poco más lejos. En mis rutas de diario –las que conoces como la palma de tu mano– demostraron que se mueven bien en toda clase de firmes, pero en lajas mojadas, raíces húmedas y troncos resbaladizos, no he notado que sujeten mejor que otras suelas de la misma marca, la verdad. En cuanto al fango, los tacos en forma de rombo dejan espacio suficiente entre ellos, lo que facilita que el barro se desprenda sin problema, a menos que caigamos en una trampa de arcilla-adhesiva tipo “super-lodotite”, pero esa suela no ha sido inventada todavía, que yo sepa.

ROCA SECA

Cuando al fin mejoró el tiempo y pude salir con ellas a caminar por roca seca, empecé a advertir y valorar las prestaciones más singulares de las Mestral en toda su dimensión. Las zonas secas de la Sierra de Guara, como los aéreos senderos de las fajas del Mascún, o las hermosas y verticales canales de la Peña Montañesa, en Aínsa, me han servido para comprobar cuál es su terreno favorito: la roca. La adherencia en piedra seca es sencillamente sobresaliente. El agarre es total.

El detalle de la puntera “CLIMBING ZONE” le confiere un extra que resulta clave al movernos fuera de sendero, por bloques, cresteríos fáciles o zonas rocosas, ya sea por suelo cárstico, calizo, conglomerado… Al ofrecer un mejor tacto en la zona delantera de la planta del pie, encontramos mejor los puntos propicios para apoyar y traccionar en subida y retener con precisión en bajada. En zonas de pedrerío muy suelto pequeño o mediano, esta tecnología no es tan efectiva.

EN LA VERTICAL

Su adherencia y tacto, unidas a su robustez, las hace especialmente adecuadas para vías ferratas. También para acceder hasta el pie de vía de escalada cuando éste se encuentra alejado del pavimento o incluso para dar algún "pasito" –de tercero– sobre la roca. Evidentemente, debemos tener muy en cuenta que las Mestral no son, ni pretenden ser, unos pies de gato.

Las Bestard Mestral se moverán de maravilla en los accesos a vías de adherencia como las de La Pedriza, o sencillamente para ir de excursión y jugar al escondite en sus laberínticas moles de granito rosado. También para caminar y perderse entre las agujas de Montserrat. O para asomarse al Mediterráneo desde las panorámicas crestas de la Serra de Tramuntana. Esperamos poder volver a viajar muy pronto y comprobarlo con nuestros propios pies.

SU ADHERENCIA Y TACTO, UNIDAS A SU ROBUSTEZ, LAS HACE ESPECIALMENTE ADECUADAS PARA HACER FERRATAS, CRESTAS FÁCILES O APROXIMACIONES LARGAS A VÍAS DE ESCALADA.

TEST Y CONCLUSIONES

¿A QUIÉN VAN DIRIGIDAS?
√ Las Bestard Mestral están especialmente indicadas para personas que buscan un calzado adherente y flexible, con mucho tacto, a la vez que robusto y duradero, para actividades variadas de outdoor: senderismo, vías ferratas, aproximaciones…
LO QUE MÁS NOS HA GUSTADO...
√ El extra de sensibilidad y lectura del terreno que ofrece la suela Vibram Password. Es más fina en la parte delantera del pie y más protectora en la zona del talón. Este detalle puede gustar o no, pero a nosotros nos ha encantado. También va muy bien para conducir, pues tienes más tacto en los pedales del coche.

√ La asombrosa adherencia de la suela en terreno rocoso seco.

√ El refuerzo de TPU que no sólo escuda la puntera, sino que rodea casi todo el pie. Sirve de protección y también alarga la vida de la zapatilla.

√ La tranquilidad que proporciona la capa interna de Gore-Tex. Aunque es un calzado bajo, la impermeabilidad permite cruzar arroyos y zonas de charcos sin miedo a mojarse los calcetines.

√ Su estética y peso las convierten en un calzado versátil y perfecto para el día a día, viajes, excursiones, etc.

LO QUE MENOS NOS HA GUSTADO...
√ Al no fabricarse medios números en este modelo, es más difícil dar con la talla correcta. Yo estoy entre el 46 y el 47, y elegí el grande pensando en mis uñas –cuando dudo, prefiero que sobre–, pero puede que en este modelo, considerando el tipo de terreno técnico para el que han sido diseñadas y que tienen una horma un poco ancha, hubiese sido mejor optar por el número más pequeño.
EN RESUMEN...
√ La Bestard Mestral es una zapatilla muy versátil y multiuso. Está pensada para caminar por firmes rocosos en los que se busca un plus de adherencia y sensibilidad del terreno. Si gusta esta sensación –que en cierto modo recuerda al concepto del minimalismo–, son perfectas.

√ Resultan muy cómodas y si tenemos un entrenamiento adecuado permiten caminar por el monte durante horas y horas.

√ Por sus características, son ideales como zapatilla de approach para escaladores.

Tu apoyo es importante 🙂
Participa con un comentario, comparte en tus redes sociales o invítanos a un café. Muchas gracias!!!

FICHA
Marca: Bestard.
Modelo: Mestral.
Tallas: De la 39 a la 47. Las Mestral Lady van de la 36 a la 42.
Color: Disponible en rojo y en azul. El modelo de mujer, en gris y en pistacho.
Peso: 790 gramos el par (talla 42).
Lugar de fabricación: Unión Europea.
PVP recomendado: 143 euros.
Más información: Bestard Mestral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.